El miércoles pasado se realizó la segunda y última parte del Retiro Arquidiocesano de Córdoba a través de Radio María Argentina. El arzobispo de Córdoba, monseñor Carlos Ñañez, comenzó haciendo un resumen desde el Documento de Aparecida de los obispos latinoamericanos y explicó el significado del concepto de discípulos-misioneros. “Ser cristianos es un don, no una carga”, remarcó el pastor cordobés para luego destacar que no solo los consagrados están llamados a la misión de anunciar a Jesús, sino todos los bautizados.

Por su parte monseñor Ricardo Seirutti, uno de los obispos auxiliares, remarcó que “el discípulo-misionero está enamorado del Señor y por eso lo sigue” y agregó que “el kerygma nace para ser eterno, se sabe cuando comienza pero no tiene fin”. También señaló que “anunciar a Jesús se aprende en una comunidad que está abierta a nuevas fronteras”.

Seguidamente, monseñor Pedro Torres, también obispo auxiliar de Córdoba, reflexionó sobre el texto de San Lucas en relación al encuentro de Jesús con el publicano Zaqueo. Y dijo: “Muchas veces he pensado por qué los mendigos van a las puertas de los templos y a las puertas de los centros comerciales, de los bancos o de las grandes fábricas. Y me respondo que es porque, además de dinero, buscan amor. Anunciar a Cristo en las periferias es acompañar las tristezas y alegrías de los que allí están”.

Finalmente, los tres pastores compartieron la oración sinodal:

Señor Jesús, tú que eres el Camino, enséñanos a caminar juntos,

celebrando la gracia del undécimo Sínodo.

Concédenos escuchar, dialogar y discernir el proyecto del Padre.

Danos la valentía del testimonio y de la acción.

Ayúdanos a transformar lo que haya que cambiar.

Que tu Espíritu nos asista para ser discípulos misioneros

y comunidades en salida hacia las periferias,

interpretando los signos de Dios en estos tiempos.

Que la Patrona de esta Arquidiócesis,

Nuestra Señora del Rosario del Milagro y San José Gabriel Brochero,

intercedan para que proclamemos el primer anuncio del Evangelio hoy en Córdoba

y seamos la Iglesia que, en este presente, Tú esperas de nosotros.

Amén.

Transmisión en vivo Primera parteSegunda Parte

Fuente: Radio María

 

No hay comentarios

Dejar respuesta