Fuente: www.episcopado.org/portal/actualidad-cea

“Misericordiosos como el Padre” es el lema del Año de la Misericordia que comenzará el próximo 8 de diciembre convocado por el Papa Francisco y el nombre del libro que próximamente pondrá a disposición la Conferencia Episcopal Argentina a través de la Oficina del Libro.
El mismo reúne una serie de reflexiones para profundizar en torno al significado de la Misericordia y aportes pastorales para llevar adelante durante el Año Santo.
En la presentación escrita por Mons. Carlos Malfa, Secretario General de la CEA, destaca que los obispos argentinos han recibido como un don el Año Jubilar el cual ha sido incluido en las Orientaciones Pastorales para el Trienio 2015-2018.

En el libro habrá, en primer lugar, un marco de reflexión en torno al tema de la misericordia, comenzando por la misericordia en las Sagradas Escrituras escrito por Mons. Luis H. Rivas. También se publica la Bula de Convocación “Misricordiae Vultus” del Papa Francisco, la Carta con la que se conceden las indulgencias para este año y una meditación del Siervo de Dios Cardenal Eduardo Pironio sobre la misericordia del Padre.

En la segunda parte se ofrece una serie de subsidios pastorales elaborados por las Comisiones Episcopales. Algunos aportes invitan a profundizar en la reflexión abordando algún aspecto particular de la pastoral específica, mientras que otros ofrecen sugerencias prácticas para llevar adelante durante este año. Mons. Malfa destaca que es “una riqueza que puede ser aprovechada más allá de la comisión concreta que ha confeccionado el subsidio y las propuestas pueden ser asumidas, total o parcialmente, de manera diversa por otras pastorales, grupos y comunidades. También puede ser un incentivo para comenzar con el acompañamiento o desarrollo de áreas pastorales que todavía no están implementadas en diócesis o parroquias”.

En la última se han incorporado los subsidios que se refieren, sobre todo, a celebraciones litúrgicas o encuentros de oración para que ayuden a vivir espiritualmente este año en sus diversos tiempos y momentos. Entre ellos, el Rito de Apertura del Jubileo, la Celebración de la Eucaristía con Bendición y Envío de Servidores de la Misericordia, una Celebración de la Misericordia, una Penitencial y otra Ecuménica e Interreligiosa.
El texto finaliza una reflexión en torno a María, Madre de Misericordia

No hay comentarios

Dejar respuesta