Nuestro Obispo Auxiliar, Mons. Pedro Javier Torres  fue designado como Presidente de la Comisión Episcopal de Ecumenismo, Relaciones con el Judaísmo y otras Religiones. La elección se realizó en el marco de la 114ª Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA). Este cargo fue ocupado con anterioridad por nuestro Arzobispo Mons. Carlos José Ñáñez. Además, Mons. Ricardo Seirutti, también Obispo Auxiliar de nuestra Arquidiócesis, fue nombrado miembro de la Comisión Episcopal del  Apostolado de los Laicos y Pastoral Familiar.

Frente a la designación, Mons. Torres señaló que “es una responsabilidad nueva en una línea que se viene trabajando hace varios años y creo que el desafío mas grande es ir comprometiendo cada vez más a todos los bautizados en ese anhelo de Jesús que aparece en Juan 17, que todos sean uno, en un trabajo por la unidad, por la comunión de los que creen en Cristo y también de quienes creen en Dios y de igual forma de los que no creen”.

Además expresó que “todo comienza con lo que se sabe llamar el ecumenismo espiritual, rezar por la unidad, trabajar por la unidad, en la familia, en los corazones, en los ámbitos donde nos movemos y ser conscientes que precisamente en esos ámbitos estamos cada vez más en un mundo más plural y más intercultural”.

También destacó que “tenemos que aprender a dialogar, aprender a encontrarnos, aprender a respetarnos. Aprender a descubrir que la Patria la construimos entre todos, y el mundo lo construimos entre todos. Por eso son también temas del ecumenismo, el cuidado de la creación, el trabajo por la Paz, y la búsqueda de la dignidad humana como el primer compromiso. Todos somos hijos de Adán, y por allí va el desafío del trabajo ecuménico que en Argentina tiene mucha historia, entonces yo me sumo a esa historia con la Comisión Episcopal”.

Luego, nuestro Obispo Auxiliar expresó que “ahora el horizonte es fomentar que en cada diócesis haya delegados de ecumenismo, diálogos con el judaísmo, el islam y las otras religiones, que vayan promoviendo la conciencia de unidad, trabajando por la paz y contagiando un estilo que en Argentina se hizo historia con la apertura que tuvo nuestra patria a migrantes y a gente de todas las latitudes que hoy son parte de un mismo pueblo que tiene que aprender a trabajar en comunión.

Para finalizar, Monseñor Torres pidió que “recemos como Jesús rezó antes de vivir su Pascua, para que todos sean uno al estilo de la Trinidad, como dice el Papa Francisco en una diversidad reconciliada, en una perspectiva del amor, que amándonos, vivamos lo diverso en lo accidental, lo esencial en la unidad y en todo la caridad”.

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta