Por primera vez participa una monja contemplativa en un aula sinodal

0
1360

“A VINOS NUEVOS ODRES NUEVOS” (Lc 5,38)

Desde el Equipo de Comunicación de la Venerable sor Leonor de Santa María, futura beata cordobesa y primera monja contemplativa dominica argentina camino a ser santa, dialogamos con una hermana de la comunidad. Sor María Belén de la Cruz O.P Monja dominica del Monasterio Santa Catalina de Siena. Mujer, religiosa, contemplativa,  comprometida con el XIº Sínodo de Córdoba que se está desarrollando en las sesiones de las “aulas sinodales” en los meses de Septiembre y Octubre en la ciudad de Córdoba.   

La hermana participa en representación de la vida consagrada y del Monasterio en intervenciones y miradas desde la vida contemplativa “Es la primera vez que una monja contemplativa participa de un Sínodo, si bien nuestro Monasterio, cuenta con 405 años, lo que significa que desde su vida silenciosa y de oración fue acompañado la realización de todos los Sínodos que se realizaron en Córdoba, es la primera vez que cuenta con una hermana contemplativa dentro del “aula sinodal”.

Representados

Sor María Belén destaca la representatividad de este XIº Sínodo “Estoy participando de lo que se llama el “aula sinodal”, representando a la vida consagrada y al Monasterio Santa Catalina de Siena. Somos 30 religiosos/as, dos monjas de vida contemplativa, una hermana del Monasterio de las Carmelitas y yo que pertenezco al Monasterio Santa Catalina de Siena”.

Desafíos

“Para mí es una experiencia nueva y a la vez desafiante ya que, por nuestra forma de vida no estamos acostumbradas a participar de esta manera, aunque si acompañamos toda la vida de la Iglesia que peregrina en Córdoba con la oración y la intercesión.

Es una experiencia muy rica, con gusto he podido constatar el interés, la responsabilidad, la disponibilidad, la escucha atenta, la apertura y la participación alegre y generosa de los laicos entre los cuales hay muchos jóvenes, obispos, sacerdotes, consagrados, miembros de los movimientos y asociaciones. También la participación de los voluntarios que tienen todo preparado para el desarrollo de los trabajos. Es una experiencia nueva y positiva, ya que están representados todos los “carismas” presentes hoy en Córdoba, y esto, es una gracia y una riqueza enorme que debemos aprovechar”.

Renovarse

Sor María Belén subraya el texto bíblico de Lucas 5,38 que acompaña las reflexiones sinodales “A vinos nuevos odres nuevos” cuando expresa “Quiera Dios seguir bendiciendo a nuestra Arquidiócesis y nos ayude a seguir discerniendo lo que hoy en necesario renovar, para que el mensaje de salvación que Jesús el Señor nos trajo, llegue a todos las personas que aún no lo conocen y renueve la fe y la esperanza de quienes ya tenemos la gracia de conocerlo y gustarlo. Este XIº Sínodo es una invitación a “caminar juntos” en el seguimiento de Jesús en un renovado anuncio del Evangelio en nuestra Iglesia local, tal como lo afirma nuestro Pastor Mons. Carlos Ñáñez”.

Agradecer

La hermana dominica agradeció sin olvidarse de nadie “Doy infinitas gracias a Dios, a monseñor Carlos José por haber invitado a participar a la vida contemplativa, y a mis hermanas de comunidad porque confiaron en que las podía representar. Gracias a todos los que con su oración nos acompañan. Que Dios los bendiga y la Virgen los acompañe”.

Fotos: Hermana Raquel OP. Sinodal, Hermana Dominica de San José.

No hay comentarios

Dejar respuesta