Luego de una descompensación cardíaca, el 22 de febrero a las 13.30 hs partió a la Casa del Padre, nuestro querido Padre Luis Denardi, gran promotor de la causa de San José Gabriel del Rosario Brochero. Fue despedido en la Parroquia San Nicolás de Bari (Juan XXIII 1773) y sus restos fueron inhumados en la Capilla de “La Purísima” (Garaglio 1862) de Barrio Nueva Italia. Además de la causa de Brochero que llevo con tanto amor durante toda su vida, fue uno de los grandes catequistas de la reforma litúrgica del Concilio Vaticano II. Toda una vida dedicada a la Iglesia de Córdoba.

Luis Roberto Armando Denardi nació el 5 de junio de 1921, en la estancia de La Cabaña, cerca de Villa Retiro, en el cinturón verde de la ciudad de Córdoba, donde su familia había accedido a una parcela para cuidar y cultivar. Era el sexto de ocho hermanos, y con casi 13 años ingresó al Seminario Mayor, sin más pertenencias que su colchón y una pequeña valija con algunas pertenencias. Fue ordenado sacerdote el 22 de septiembre de 1945.

Fue uno de los primeros sacerdotes en promover la causa de canonización de San José Gabriel del Rosario Brochero, desde la simple meditacion y difusión de su vida, hasta la labor como vicepostulador que realizó a pedido por el entonces arzobispo de Córdoba Cardenal Raúl Francisco Primatesta. Trabajó más de 40 años como párroco en la Parroquia San Nicolás de Bari de Barrio Talleres Este de la ciudad de Córdoba y actualmente residía en el Hogar San Camilo, donde pasaba sus días de retiro aunque no por ello, de menos labor pastoral.

Padre Luis Denardi recibió un reconocimiento a su apostolado por Brochero en la causa del Santo Cura, en la fiesta de la Virgen del Milagro Patrona de la Arquidiócesis de Córdoba (octubre 2016).

En el marco de la celebración de la festividad de la Virgen del Rosario del Milagro, el arzobispo de Córdoba, Mons. Carlos José Ñáñez expresó: “Queremos homenajear de manera especial al Pbro. Luis Denardi, párroco emérito de “San Nicolás de Bari” en barrio Talleres, que recientemente ha cumplido setenta y un años como sacerdote. Es el sacerdote más antiguo de nuestro presbiterio y ha sido un ferviente impulsor de la causa de canonización del Cura Brochero, de la cual fue vice-postulador. Al Padre Luis queremos obsequiarle un rosario y una plaqueta con la frase del Cura a su compañero de Seminario, para que también él se sienta invitado a desgranar rosarios y rezar por todos nosotros, por todos los hombres”.

 

2 Comentarios

Dejar respuesta