“El que recibe a uno de estos pequeños en mi Nombre, me recibe a mí mismo.” Mateo 18,5

Luego de un proceso de discernimiento y consulta en la Iglesia local, nuestro Arzobispo, Mons. Carlos Ñáñez, propone “ad experimentum” las Orientaciones Arquidiocesanas para quienes trabajan con menoresy dispone su implementación en todos los organismos eclesiales en el ámbito de la Arquidiocesis, en especial quienes trabajan con menores. 

Dentro de la misión evangelizadora de la Iglesia, ocupa un lugar importante su tarea con niños y jóvenes, en el ámbito de la pastoral eclesial, acciones en escuelas, ámbito de la educación formal o acción solidaria en cualquiera de sus formas.
Tratándose de un grupo etario muy vulnerable y, con frecuencia, desprotegido en la sociedad actual, la Arquidiócesis de Córdoba, ofrece a toda la comunidad eclesial y, especialmente, a quienes de una u otra forma trabajan con menores, Recomendaciones y Orientaciones de conductas que ayudan a hacer transparente, segura y eficaz su acción evangelizadora y permitan a la comunidad eclesial una mayor confianza en el ministerio de la Iglesia con los más pequeños. La problemática que surge de la relación con menores no es específica ni exclusiva de la Iglesia Católica. Sin embargo, estas Recomendaciones son una ayuda para todas las personas que se vinculan con ellos en el ámbito de la pastoral de la Iglesia Arquidiocesana. No pretenden suplir a las leyes civiles ni los derechos y responsabilidades de los padres o tutores, sino que procuran ser un servicio que se complementa con ellos en la delicada tarea de ser educadores de la fe.

También podemos encontrar el material en http://www.comisionessocialescba.org.ar/orientaciones-arquidiocesanas-para-quienes-trabajan-con-menores/

 

No hay comentarios

Dejar respuesta