El pasado 29 de Octubre se publicó en el diario La Voz, una nota a nuestro Obispo Auxiliar, Mons. Pedro Javier Torres. Compartimos un extracto del artículo.

El obispo auxiliar de Córdoba dice que es exagerado pensar a Francisco detrás del acto en Luján. “No está al tanto de todo”, afirma.

El obispo auxiliar de Córdoba, Pedro Torres, opinó sobre la utilización de la figura del papa Francisco con intereses políticos y consideró exagerado pensar que el Sumo Pontífice está al tanto de todo lo que sucede en la Argentina y, particularmente, sobre el acto de los gremios en la Basílica de Luján.

“A mí me parece una exageración pensar que el Papa vaya a decidir qué se hace en cada lugar, no es un robot”, expresó monseñor Torres, uno de los voceros de la Iglesia en Córdoba. “Nosotros hacemos muchos eventos acá y seguro el Papa ni se entera”.

Torres remarcó que la Pastoral Social no adhirió a la misa en Luján, donde participaron gremialistas que reivindicaron el apoyo de Francisco en sus reclamos.

–Entiendo que quienes están cuestionados traten de sacarse la foto con todo el que puedan, pero corre por cuenta de ellos, y no del Papa.

–¿Y de lo que ocurrió tras la misa de Luján?

–Aquí se le ha dado un lugar mediático porque, además, la Argentina no acaba en Buenos Aires. La impresión que uno tiene a través de los medios de Buenos Aires es que la Argentina se acaba en la General Paz, y no es así… Bueno, Luján está un poquito más acá, pero acá estamos. El país es mucho más grande y las problemáticas son inmensas en la Argentina.

–¿Se le asigna un rol político demasiado importante a la opinión de la Pastoral Social?

–Sí, la Pastoral Social opina desde los criterios evangélicos y de la doctrina social de la Iglesia, no toma partido por ninguna agrupación política en particular. Fijate que ningún partido político, en Argentina, puede decir que es la transparencia de los principios evangélicos en justicia social, y esas son cosas que la Iglesia ha venido diciendo, me acuerdo, ya por 2010, por el Jubileo y mucho antes. O con la Iglesia llamando a la unidad nacional. Ningún partido político aquí puede decir que la Iglesia tiene partidos oficiales ni puede decir que todo los cristianos adhieran a un partido. En eso tiene que haber mucha libertad de los fieles. Distintas son las presiones que ejercen los grupos para decir: “Yo soy bendecido por…”. Eso no significa nada. Yo tengo gente amiga que es comunista y no puedo decir que la Iglesia sea comunista.

–La Iglesia tiene una relación con gremios y con movimientos sociales. ¿Cómo es ese vínculo?

–La Pastoral Social ha tenido, desde hace muchos años, encuentros con los gremios, con la gente de los movimientos sociales, con los empresarios –porque hay una organización de empresarios que habitualmente se reúne– y con el ámbito docente. Pero la Pastoral Social no se acaba ni siquiera en los ámbitos laborales. Hay toda una realidad de pobreza, de marginación, y en ese sentido la Pastoral Social trata de acompañar, de estar atenta a todos los aspectos. De hecho, con los problemas de la basura, con los problemas del juego, también hemos tenido espacios de diálogo con los interlocutores de esos ámbitos. Gracias a Dios, nosotros siempre hemos tenido la inquietud en las épocas eleccionarias. No es la foto lo más importante, sino más bien el diálogo y las propuestas. Recuerdo que se hizo una mesa plural en los ámbitos universitarios y se les preguntó qué iban a hacer en las distintas cosas. Y había representantes de todos los partidos. Ese ha sido el modo de trabajo.

No hay comentarios

Dejar respuesta