Monseñor Carlos Ñáñez en su mensaje a los participantes del Encuentro Pastoral 2017

En el marco de la realización del Encuentro Pastoral 2017 compartimos el mensaje del Arzobispo de Córdoba Monseñor Carlos José Ñáñez.

“El camino sinodal que venimos transitando es antes que nada una Gracia, cuando decimos una “gracia”, decimos una visita del Señor. Qué lindo que en nuestras comunidades se rece por la realización del Sínodo para obtener esta gracia, que tenemos que recibir con discernimiento y admiración.

Discernir, significa ver por dónde nos guía el Señor y admirar su Obra. Tenemos que dejarnos sorprender por Él, sin aferrarnos a seguridades sino con la sabiduría y la audacia que nos ofrece su Espíritu.

Pero también, consideró el Pastor de la iglesia local, el Sínodo es una gracia que tenemos que disfrutar, porque a veces nosotros somos un poco temerosos, y pensamos ¡cómo vamos a disfrutar! Tenemos que alegrarnos de encontrarnos con Jesús, afirma el Arzobispo. Disfrutar de la alegría del encuentro con el Señor, como lo expresa la Conferencia de Aparecida “Habernos encontrado con el Señor es lo mejor que nos pasó en la vida”, porque ser cristiano no es una carga, es un don, subrayó monseñor Ñáñez.

En este sentido agregó “El Sínodo es una gracia que tenemos que secundar con generosidad animándonos a nuevos caminos de conversión personal y comunitaria. Sabemos que a veces nos cuesta el cambio, en vista a transitar nuevos caminos, lo que el Papa Francisco nos dice de salir al cruce “Acá siempre se hizo así”… A lo mejor el Espíritu está sugiriendo nuevos caminos, y tenemos que animarnos para ir al encuentro de todos.

Ayudarnos entre todos

Por eso, agregó el Arzobispo tenemos que animarnos y ayudarnos todos a llevar el Kerigma: el primer anuncio del Evangelio. Tenemos que ayudar y ayudarnos, esto me parece muy importante, en las comunidades nos ayudamos unos a otros. El Pastor impulsa a las comunidades pero la comunidad también anima al Pastor, y unos y otros nos comunicamos el entusiasmo.

Recordemos, dijo el Pastor, que nadie es auto suficiente en la vida cristiana, nadie se las arregla solo, juntos caminamos de la mano del Padre que nos ama. Esta es la propuesta de este año para la Arquidiócesis de Córdoba.

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta