La mañana del sábado 22 de abril nos reunimos como Consejo de Movimientos y Asociaciones Laicales junto a nuestro Vicario Monseñor Ricardo Seirutti.

La convocatoria está enmarcada en el camino sinodal que estamos transitando  como integrantes de esta Arquidiócesis de Córdoba, nuestro deseo es realizar una “experiencia piloto de trabajar juntos” para luego replicar en nuestras comunidades según la riqueza de los carismas.

Es también una oportunidad especial: ¡inauguramos nuestra sede, nuestro espacio de encuentro en el segundo piso de la Casa de la Catequesis!

Se van sucediendo en la mañana momentos intensos de comunión profunda y fraterna, espacios de diálogo sincero y de escucha atenta de todos.

Algunas impresiones:

“Fue un sentir comunitario de querer dar un paso más en el caminar juntos”, del querer encontrarnos en un espacio para animarnos a pensar, a rezar, a discernir el desafío de poder abrazar el plan pastoral y lograr, junto con otros, hacer vida las lineas pastorales, hacer vida un camino sinodal”. (Diego)

“De la comunión de hoy me quedó resonando la frase: “cultivar valores” pero meditándola camino a casa me surgió que más que cultivar debemos volver a comenzar a “sembrar valores”. (Norma)

“Ha sido una experiencia de comunión,de iglesia.Salimos de allí con el deseo de continuar está Gracia sinodal! Gracias a cada uno por todo,somos un equipo extraordinario con mucha riqueza para dar…” (Guillermo)

“Muy bella la reunión de hoy, al recordar nuestro primer “llamado” fue como un volver a sentir la dulce e inigualable llamada de Dios a seguirlo con más  fuerza, mayor amor y entrega”. (Gabriela)

“Poder nutrinos del kerigma del otro y pensar en nuestra Iglesia de hoy en comunidad fue una experiencia maravillosa”. (Luciana)

“Me conmovió escuchar los testimonios del encuentro con Jesús de cada uno en los grupos. Había gente de más de 50 años pero también jóvenes, varones y mujeres. Todos cautivados por el mismo y único Dios que nos convoca en su Iglesia, nos cuida durante nuestras vidas, especialmente en las dificultades, nos levanta por las fe. ¡Qué lindo es ser católico hoy!” (Andrés)

Sentimos que el Sínodo es la posibilidad como comunidad eclesial de escuchar la realidad que nos interpela para poder dar los pasos de acercamiento y aportes para la revitalización de la sociedad. Por eso en el Hoy de nuestra Iglesia cordobesa sabemos que el Sínodo es el mejor camino que nos lleva al encuentro de Jesús y los hermanos.

Nuestro próximo encuentro será el sábado 24 de junio con la convocatoria que nuestro Arzobispo Monseñor Ñáñez realiza a todos los miembros de los Movimientos y Asociaciones Laicales para continuar  el desafío de llevar adelante y fructificar este nuevo Sínodo que nos convoca a todos.

No hay comentarios

Dejar respuesta