La 58º edición del Festival de Cosquín viene cargada de emociones, color y música de nuestra tierra que llega con cantores y músicos de todo el país. El tradicional festival, que se desarrolla entre el 20 y el 28 de enero, comenzó con una emotiva ceremonia y le bendición del cura párroco, el Padre Roberto “Chobi” Álvarez, recientemente ordenado obispo auxiliar de la Diócesis de Comodoro Rivadavia.

Sobre el escenario Atahualpa Yupanqui de la plaza Próspero Molina el “Padre Chobi” invitó a que los presentes se tomaran la mano, aunque no se conocieran, y rezaran juntos el Padrenuestro. A partir de la canción “Motivos” de Abel Pintos, comentó con fuerza que los Argentinos tenemos “miles de motivos para que caminemos juntos”.

“Hay infinidad de artistas que han sabido ponerse a la sombra para que otros brillaran, bailarines que acompañan en sus primeros pasos a otros y saben simplemente acompañar. Como coscoínos desde octubre venimos trabajando esa expresión “cuando quieras caminar quiero ser tu acompañante”, comentó el sacerdote cordobés.

Queremos invitarlos a rezar para que lo que sucede en este escenario se derrame en toda la Argentina. La Argentina es un camino ancho donde entramos todos, la Argentina es un camino que si queremos caminar nos vamos a dar cuenta que la grieta queda atrás y que podemos hacer camino juntos. Queremos que este camino común nos encuentre a todos juntos” invitó el cura mientras una larga tela con los colores del poncho coscoíno se extendía desde el escenario hacia el público buscando abrazar y contener.

Junto al Rabino Marcelo Polakoff rezaron esta oración que dio inicio a la edición 2018 del Festival de Cosquín:

Bendice Señor, nuestro festival,

y que la luz de estas nueve lunas,

el calor de las peñas y bailes,

sea ocasión de encuentro y se derrame en nuestra patria.

Que la armonía de este escenario y de esta plaza,

sean suficiente razón para compartir caminos,

para acompañar a otros, para acompañarnos todos.

Que las sendas de la tradición sean voces para el alma,

y al recordar canciones viejas, bailemos el presente con alegría,

y el encuentro de caminos deje en el pasado tantas grietas,

que ésa sea nuestra ofrenda a la tierra,

nuestro esfuerzo de unidad para esta Argentina,

porque la paz se siembra a golpe de proximidad

y somos muchos los que queremos hacer este camino.

Bendice cada noche, y que el amanecer nos encuentre entre coplas,

porque acá esta Cosquín, que empieza a cantar,

y al venir del sur y del norte, de cuyo y litoral,

ya se vislumbra el milagro del camino común,

donde todos gozamos de acompañarnos,

y sabemos que el presente de la Argentina no está atrás,

sino que va por delante

Fuente: radiomaria.org.ar

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta