Entre los agentes pastorales de la Comisión Zonal, y los que participaron, destacaron la alegría de encontrarnos y compartir. Sobre todo, porque en nuestra Zona Pastoral 5 del interior, las distancias se vuelven un importante desafío, tanto para la preparación de la jornada, como para la participación de la misma. Entre las parroquias estamos a varios kilómetros de distancia y todas con comunidades rurales. Esta realidad, hace que valoremos más la posibilidad de encontrarnos y de intentar caminar juntos.

Con esta alegría, el pasado sábado 30 de septiembre nos reunimos en el Colegio del Huerto de Jesús María los miembros de las Parroquias de Agua de Oro, Colonia Caroya, Colonia Tirolesa, Jesús María y Villa del Totoral, y animados por el lema pastoral “El Padre Dios nos ama. Caminamos juntos” comenzamos la jornada.

En un clima de fraternidad iniciamos la jornada de trabajo con la oración. (Mt.13, 24-33.43b)

Luego, para situarnos en el Camino Sinodal realizamos la proyección del video “Mesa Sinodal”, que fuera realizado por Monseñor Carlos Ñáñez en la Jornada Pastoral en octubre de 2016.

A continuación, cada parroquia compartió lo trabajado en sus comunidades durante el tiempo de cuaresma-pascua en las mesas de diálogo y escucha, y mediante un signo que simbolizó lo vivido se expresaron.

Seguidamente, con el aporte del video realizado por el Pbro Horario Álvarez y Pbro Pablo Nassif iniciamos el momento de trabajo y nos adentramos en las consignas para el trabajo en grupos.
Cada grupo trabajó un núcleo del diagnóstico pastoral elaborado en el año 2006 y con el aporte de lo “escuchado” de tantos hermanos, nos propusimos enriquecerlo y re interpretarlo, estando atentos al contexto actual.

Al finalizar el trabajo en grupos, compartimos lo trabajado y elevamos al Padre los agradecimientos y peticiones que surgieron del trabajo en grupos, para que nos asista como comunidad y podamos continuar “caminando juntos”.

Para concluir la jornada, convocados en la Capilla, meditamos un aspecto de la vida de Madre Catalina de María Rodríguez y cerramos el encuentro con un momento de oración y la bendición final del Padre Eduardo Córdoba que nos acompañó en la jornada.

No hay comentarios

Dejar respuesta