Informa Hermana Ximena – Miembro de la Comisión de Pastoral Vocacional Arquidiócesis de Córdoba

El lunes 17 de julio en el Seminario “Jesús Buen Pastor”, en la Ciudad de Río Cuarto, se llevó a cabo el Encuentro de Pastoral vocacional y de juventud de la Región Centro,

Fueron más de 60 agentes pastorales los que respondieron a esta convocatoria: encargados vocacionales diocesanos, congregacionales, de instituciones y movimientos; catequistas, educadores, agentes de pastoral juvenil y referentes de Pastoral de Familia de las Diócesis de Villa María, San Francisco, Córdoba, Río Cuarto, Prelatura Deán Funes.

A la distancia se unió la Diócesis de Cruz del Eje. Durante toda la jornada nos acompañó Mons. Adolfo Uriona, Obispo de Río Cuarto, que junto con la comunidad del Seminario Jesús Buen Pastor  nos recibieron con gran hospitalidad en la Casa del Seminario.

Quien tuvo a su cargo la iluminación de esta jornada de reflexión fue Mons. Alejandro Giorgi, Obispo Auxiliar de Buenos Aires y Delegado de la Conferencia Episcopal Argentina para la Pastoral de las Vocaciones. Desde su experiencia orientó nuestro trabajo con el Documento Preparatorio para el Sínodo de los Obispos que se  celebrará en Roma el 2018, bajo el Lema “Los Jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”.

Sínodo=Jóvenes 

La jornada fue breve pero intensa, llena de encuentros e intercambios, entre las Diócesis y al interior de las mismas delegaciones. La posibilidad de encontrarnos despierta en nosotros el asombro, la sorpresa, pero también mucha alegría y esperanza en el camino que se comparte y se recorre en comunión.

Mons. Giorgi nos señalaba que la Iglesia, al ponerse en camino hacia el Sínodo, vuelve a tener en el centro de su mirada a los jóvenes. Hemos dedicado tiempo durante esta jornada a reflexionar sobre esto. Hemos dejado que la realidad juvenil nos hable al corazón, nos conmueva, nos señale cuáles son los nuevos emergentes y desafíos, y horizontes que debemos animarnos atravesar en la tarea de acompañar a los jóvenes- a todos los jóvenes. Hemos dejado que fluyan preguntas, interpelaciones, movimientos interiores, y el deseo de ponernos a la escucha del Espíritu que habla en los jóvenes.

Queremos acercarnos con corazón de pastores a ellos, y animarnos a responder, desde nuestras vocaciones, en este servicio de acompañar a los jóvenes, caminar con ellos, en su realidad concreta, en sus sueños, en sus dolores y heridas, en sus búsquedas y vocaciones.

En este contexto regional, agradecemos el espacio compartido con las distintas áreas pastorales que están especialmente al servicio de la juventud y su vocación a la santidad. Consideramos como un fruto de este encuentro la visión de conjunto de este momento histórico, y la necesidad de ponernos en camino juntos, de crear vínculos y trabajar en red, y así llevar la Buena Nueva del Evangelio a esos sectores juveniles más necesitados o más alejados de las comunidades.
Nos encomendamos a San José, propuesto en la jornada, como modelo de quien escucha la voluntad de Dios, acompaña y custodia el crecimiento, que interceda por nuestra Iglesia, y nos enseñe la escucha y generosidad en nuestro servicio de acompañar a los jóvenes y su respuesta al llamado de Dios.

No hay comentarios

Dejar respuesta