logo arzobispado 2015 200px
Servicios

jovenes_2_web

familia_2_web

novios_2_web

espiritualidad_2_web

Enlaces Web

Iglesia

Región Centro

Comisiones

Medios

Parroquias

Documentos
Mapa de Sitio
SiteMap

Últimas fotos subidas

Beatificación del Cura Brochero

c_brochero_h_v3
  • 0
  • 1
  • 2
prev
next
News image

Carta a los Candidatos - Elecciones 2015

Como Iglesia de Córdoba deseamos compartir, con la ciudadanía y los candidatos, algunas preocupaciones frente al año electoral que hemos comenzado.  Creemos que es importante sostener una memoria cívica que nos pe...

Leer más...
News image

8 de Mayo oramos por los cristianos perseguidos

Los Obispos Argentinos en la 109° Asamblea Plenaria que se llevó a cabo la semana pasada, publicaron un documento "MARTIRIO Y PERSECUCIÓN EN NUESTROS DÍAS". "El mundo asiste con horror a ...

Leer más...
News image

Bendeción de la mesa, un gesto misionero de Pascua

Con el desafío de seguir "saliendo" a los confines geográficos y existenciales; fortalecer los vínculos y generar nuevas estrategias para alcanzar a aquellos a quienes aún no hemos llegado, la Co...

Leer más...
next
prev

Estampa2-oracion-familiaH

El domingo 28 de septiembre de 2014 estará dedicado a la oración por la III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos que se celebrará desde el 5 al 19 de octubre y tendrá como tema “Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización”. 

Se invita a las Iglesias particulares, las comunidades parroquiales, los Institutos de vida consagrada, las asociaciones y los movimientos, a rezar en las Celebraciones Eucarísticas y en otros momentos celebrativos, en los días previos y durante los trabajos sinodales. A Roma, cada día se rezará en la Capilla de la Salus Populi Romani de la Basílica de Santa María Mayor. Los fieles pueden unirse en sus oraciones personales a esta intención, sobre todo en las familias.

Se sugiere la Oración a la Santa Familia por el Sínodo, compuesta por el Papa Francisco, y algunas intenciones propuestas para la oración universal que pueden ser adoptadas en las Misas dominicales del 28 de septiembre, así como también en los días de la celebración del Sínodo. Se puede agregar una intención a las Invocaciones de las Laudes matutinas y a las Intercesiones de las Vísperas. Se recomienda, además, el rezo del Santo Rosario por los trabajos sinodales.


I - ORACIÓN A LA SANTA FAMILIA POR EL SÍNODO

Estampa2-oracion-familia500

La oración a la Santa Familia: 
“Jesús, María y José,
en ustedes contemplamos 
el esplendor del verdadero amor,
a ustedes, confiados, nos dirigimos.

Sagrada Familia de Nazaret,
hacé también que nuestras familias 
sean lugar de comunión y oración,
auténticas escuelas de encuentro con Jesús
y pequeñas Iglesias domésticas.

Sagrada Familia de Nazaret, 
cuidá nuestras familias de episodios 
de violencia, cerrazón y división;
que quien haya sido herido
sea pronto consolado, curado y ayudado a perdonar.

Sagrada Familia de Nazaret,
que el próximo Sínodo de los Obispos 
haga tomar conciencia a todos
del carácter sagrado de la familia y
de su belleza en el proyecto de Dios.

Jesús, María y José, 
escuchen y reciban nuestra súplica.

Amén”.

II - ORACIÓN UNIVERSAL

Hermanos y hermanas,
Como familia de los hijos de Dios y animados por la fe, elevemos nuestras súplicas al Padre, para que nuestras familias, sostenidas por la gracia de Cristo, sean auténticas Iglesias domésticas, donde se viva y se testimonie el amor de Dios.

A cada intención respondamos:
Señor, bendice y santifica nuestras familias

Por el Papa Francisco: el Señor que lo ha llamado a presidir la Iglesia en la caridad, lo sostenga en su ministerio al servicio de la unidad del Colegio episcopal y de todo el Pueblo de Dios, oremos:

Por los Padres Sinodales y los demás participantes de la III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos: el Espíritu del Señor, ilumine sus mentes, para que la Iglesia pueda responder a los desafíos de la familia en fidelidad al proyecto de Dios, oremos:

Por aquellos que tienen la responsabilidad en el gobierno de las Naciones: el Espíritu Santo les sugiera proyectos que valoricen la familia como célula fundamental de la sociedad, según el proyecto divino, y que sostengan las familias en situaciones difíciles, oremos:

Por las familias cristianas: el Señor que ha puesto en la comunión esponsal el sigilo de su presencia, haga de nuestras familias cenáculos de oración, íntimas comunidades de vida y de amor a imagen de la Santa Familia de Nazaret, oremos:

Por los cónyuges en dificultad: el Señor rico en misericordia, los acompañe mediante la acción materna de la Iglesia con comprensión y paciencia en su camino de perdón y de reconciliación, oremos:

Por las familias que a causa del Evangelio deben dejar sus tierras: el Señor que ha experimentado con María y José el exilio en Egipto, los conforte con su gracia y abra para ellos senderos de caridad fraterna y humana solidaridad, oremos:

Por los abuelos: el Señor que ha sido recibido en el Templo de los Santos ancianos Simeón y Ana, les conceda ser sabios colaboradores de los padres en la transmisión de la fe y en la educación de los hijos, oremos:

Por los niños: el Señor de la vida, que en su ministerio los ha acogido y propuesto como modelos para entrar en el Reino de los cielos, suscite en todos el respeto a la vida naciente y sugiera proyectos educativos conforme e la visión cristiana de la vida, oremos:

Por los jóvenes; el Señor, que ha santificado las bodas de Caná, los ayude a descubrir la belleza del carácter sagrado e inviolable de la familia en el designio divino y sostenga el camino los novios que se preparan al matrimonio, oremos:

Oh Dios, que no abandonas la obra de tus manos, escucha nuestras invocaciones: manda el Espíritu de tu Hijo a iluminar la Iglesia al comienzo del camino sinodal, para que contemplando el esplendor del amor verdadero que resplandece en la Sagrada Familia de Nazaret, aprenda de ella la libertad y la obediencia para responder con audacia y misericordia a los desafíos del mundo hoy. Por Cristo nuestro Señor. 

Añadir a Laudes y Vísperas 

Desde el domingo 5 al domingo 19 de octubre
Laudes y Vísperas
Añadir tanto en la celebración personal y comunitaria la siguiente suplica:
Por los Padres Sinodales y los demás participantes de la III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos: el Espíritu del Señor, ilumine sus mentes, para que la Iglesia pueda responder a los desafíos de la familia en fidelidad al proyecto de Dios. Oremos.

arzobispo-cordoba-web

Queridos hermanos y hermanas:

 Con alegría y sentida devoción celebramos a la Patrona de nuestra Arquidiócesis, la Santísima Virgen María en su advocación de Nuestra Señora del Rosario del Milagro. Hemos acompañado su histórica imagen por las calles de la ciudad y ahora celebramos la Eucaristía en su honor.

Estamos viviendo, sin lugar a dudas, un acontecimiento de gracia al cual nos hemos preparado disponiendo nuestro corazón durante la novena patronal que hemos realizado en la basílica de Santo Domingo y al mismo tiempo y de modo itinerante en diversas comunidades parroquiales de la ciudad y del interior.

En la novena hemos procurado reflexionar sobre el lema pastoral que nos anima este año: “Con Jesús nos miramos como hermanos”. Hoy, el evangelio que acabamos de proclamar proyecta su luz sobre dicho lema. En efecto, podemos contemplar asombrados cómo se miraron María Santísima y su prima Santa Isabel.

La de ellas fue una mirada desde la fe. María, por el anuncio del ángel, supo que su pariente a pesar de su vejez había concebido de manera maravillosa y esperaba un hijo, “porque no hay nada imposible para Dios” (cf. Lc. 1, 36-37). Isabel, por su parte, reconoció desde la fe lo que había sucedido en María: “¿quién soy yo para que la Madre de mi Señor venga a visitarme?” (Lc. 1, 43). Se miraron con fe, como creaturas agraciadas por Dios y miraron con fe lo que Dios realizaba en ellas. María e Isabel nos invitan también a mirarnos con fe, como hijos queridos de Dios y a mirar con fe la obra que Dios realiza en cada uno de nosotros.

“Donde está tu tesoro,

allí estará también tu corazón”.

Mateo 6,21

El domingo: día para encontrarnos, compartir y descansar

Los Obispos de la Provincia de Córdoba deseamos compartir con toda la ciudadanía algunas reflexiones a propósito del debate sobre las jornadas laborales dominicales en la esperanza que pueden servir para el diálogo. Creemos que debemos animarnos a mirar y a conciliar el trabajo con el tiempo familiar.

En el transcurso de estos años nos descubrimos, como afirmaba en mayo pasado la Conferencia Episcopal Argentina, como una sociedad enferma y fragmentada que necesita recrear los vínculos, protegerlos y fortalecerlos. Estos vínculos que nos humanizan se engendran principalmente en el seno de la familia. Ella tiene un valor insustituible y es la célula madre de toda sociedad, solo la familia irradia vida a todos los sectores de nuestra querida Córdoba. Necesitamos recuperar la cultura del trabajo, pero también la alegría propia de los auténticos festejos cívicos y religiosos, superando el individualismo, así como el descanso sólo físico o de mero interés comercial consumista o turístico.

¿Cómo podemos imaginarnos una sociedad mejor si en el seno de la familia no podemos gestar la cultura del encuentro, del amor y del tiempo brindado gratuitamente entre sus integrantes? Creemos que el domingo es el día del encuentro y nadie debe faltar a la mesa familiar, nadie debe privarse de jugar e incluso “perder tiempos” con sus hijos.

No se trata de una discusión técnica economicista, se trata de humanizar el trabajo y sus resultados económicos. No se trata que empleados y empleadores no ganen dinero, más bien, estamos convencido que se trata de invertir en el “capital humano”.

Nos dice el Papa Francisco: “Este es un punto "crítico", un punto que nos permite discernir, valorar la calidad humana del sistema económico en el que nos encontramos. Y dentro de este ámbito se sitúa también la cuestión del domingo laboral, que no interesa sólo a los creyentes, sino que interesa a todos, como elección ética. Es este espacio de la gratuidad lo que estamos perdiendo. La pregunta es: ¿a qué cosa queremos dar prioridad? El domingo libre del trabajo —excepto los servicios necesarios— significa que la prioridad no la tiene lo económico sino lo humano, lo gratuito, las relaciones no comerciales sino familiares, amistosas, y para los creyentes la relación con Dios y con la comunidad. Quizá ha llegado la hora de preguntarnos si trabajar el domingo constituye una verdadera libertad. Porque el Dios de las sorpresas es el Dios que rompe los esquemas, sorprende y rompe los esquemas para que lleguemos a ser más libres: es el Dios de la libertad” (Discurso del 5/7/2014 en Campobasso).

Somos conscientes de que el debate es complejo y que conlleva la participación de todos los actores sociales, en especial y con un protagonismo imprescindible, el Estado, los empresarios, y los gremios que representan y resguardan el don valioso del trabajo de sus afiliados.

Creemos firmemente que el Señor Jesús –el Hijo del Carpintero- iluminará a aquellos que tienen en sus manos el poder de definir este debate, estamos convencidos que el diálogo hará posible una resolución en donde la familia tenga valor de tesoro. Sí, porque eso es la familia, un valioso tesoro para cada uno de nosotros y para toda la sociedad.

Dios ha querido que un día a la semana descansemos para coronar con espíritu de fiesta y reposo, los días de trabajo transcurridos; para tomar fuerzas, también espirituales, que nos permitan proseguir con ánimo y alegría el curso de nuestra vida. La Iglesia desde siempre ha considerado al domingo como un día de descanso y de fiesta, porque es el "día del Señor" en el que conmemora y celebra la Resurrección de Cristo.

De corazón, pedimos a cada ciudadano que por un momento piense en su intimidad ¿tu familia es tu tesoro?

Porque “Donde está tu tesoro, allí estará también tu corazón”.

 

Córdoba, 7 de agosto de 2014 – Día de San Cayetano

+ Carlos José Ñáñez (Arzobispo de la Arquidiócesis de Córdoba)

+ Eduardo Martín (Arzobispo electo de la Arquidiócesis de Rosario y Administrador Apostólico de la Diócesis de Río Cuarto)

+ Santiago Olivera (Obispo de la diócesis de Cruz del Eje)

+ Sergio Buenanueva (Obispo de la diócesis de San Francisco)

+ Gustavo Zurbriggen (Obispo de la Prelatura de Deán Funes)

+ Samuel Jofré (Obispo de la diócesis de Villa María)

+ Pedro Torres (Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Córdoba)

Domingo-dia-encuentro-600px