logo arzobispado 2015 200px

Próximos eventos

Sin eventos
Servicios

jovenes_2_web

familia_2_web

novios_2_web

espiritualidad_2_web

Enlaces Web

Iglesia

Región Centro

Comisiones

Medios

Parroquias

Documentos
Mapa de Sitio
SiteMap

Últimas fotos subidas

Beatificación del Cura Brochero

c_brochero_h_v3
  • 0
  • 1
  • 2
prev
next
News image

Cierre MES DE LA SOLIDARIDAD

Cáritas Arquidiocesana de Córdoba invita a todos los cordobeses a participar del Cierre Mes de la Solidaridad el sábado 29 de Agosto en la localidad de Unquillo. Desarrollo de la Jornada  12:30hs Co...

Leer más...
News image

Celebración diocesana de la Virgen del Rosario del

“María partió y fue sin demora. Entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel” (Lc. 1,39ss) María, modelo e imagen de la Iglesia, nos manifiesta el rostro tierno de un...

Leer más...
News image

Búsqueda de personal desde Cáritas Córdoba

El área de Formación y capacitación de Cáritas Córdoba, está realizando una búsqueda de Personal que se quiera incorporar al área.  Agentes pastorales para integrar el área de animación comunitaria. Necesitamos cr...

Leer más...
next
prev

Inundacion600px-5

“Si un miembro sufre, todos sufren con él” (1 Co 12,26)

“…Queridos hermanos y hermanas, ¡cuánto deseo que los lugares en los que manifiesta la Iglesia, en particular nuestras parroquias y nuestras comunidades, lleguen a ser islas de misericordia en medio de la indiferencia…” Del mensaje del Papa Francisco para la cuaresma 2015

Dada la triste situación que viven muchos hermanos nuestros, y haciéndonos eco del mensaje del Papa Francisco para esta cuaresma, al estar próximos a iniciar este “tiempo de gracia” con la celebración de miércoles de ceniza, descubrimos que es una oportunidad providencial para rezar y solidarizarnos con nuestros hermanos damnificados como consecuencia de las inclemencias del tiempo.

Desde CARITAS Y PASTORAL SOCIAL, queremos proponer a las comunidades de nuestra Arquidiócesis, que al participar en las celebraciones del Miércoles de Cenizas, puedan ofrecer en la celebración agua, elementos de higiene, pañales o alimentos no perecederos.

Les pedimos a las Caritas parroquiales acercar lo recaudado a la Sede de Caritas Arquidiocesana (Vélez Sarsfield 929) en horarios de 9 a 18 horas. Lo recaudado se destinará a la brevedad a los lugares de necesidad.

Les pedimos a los sacerdotes y agentes pastorales dada la inmediatez de los acontecimientos difundan esta información con la mayor diligencia posible.

Desde ya muchas gracias y buen inicio de Cuaresma.


CÁRITAS Y PASTORAL SOCIAL ARQUIDIOCESANAS.
IGLESIA CATÓLICA EN CÓRDOBA.

Córdoba, 17 de febrero de 2015.

 

lo que hicieron a los mas pequeños

Lugares donde se pueden dejar donaciones para los hermanos inundados de las Sierras Chicas

Cáritas Arquidiocesana de Córdoba informa que se pueden dejar donaciones en estas direcciones:

Salsipuedes. En la terminal de ómnibus. Se reciben: Agua, colchones, zapatillas, alimentos no perecederos, frazadas.


Villa Allende. Agencia Córdoba Deporte Av. Goycochea 1810 y en la iglesia La Misión. Caseros 76 -

En la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, Mariano Moreno 443, Villa Allende.

Mediolaza. Salón Municipal Cacho Seguí, Av. Malvinas Argentinas 285

Río Ceballos. Hotel 18 de Marzo, Av. San Martín 4246. Se reciben: zapatillas, alimentos no perecederos, agua.

En la Colonia de Vacaciones del Cottolengo Don Orione en Río Ceballos (Sarmiento 500), se recibe SOLO AGUA, de grifo para la limpieza e higiene y mineral para el consumo.

Córdoba: Av. Velez Sarsfield 1251, Duarte Quiros 1224, Parque Las Heras, Polideportivo General Paz.

Pidamos en nuestras oraciones por las familias de los hermanos fallecidos en Córdoba, a causa del temporal y la lluvia que afectó a toda la zona de las Sierras Chicas de Córdoba.
Recemos por nuestros hermanos y hermanas que estan sufriendo este temporal y acerquemos nuestras manos y nuestra ayuda solidaria a los centros de evacuacion.

Gracias por este gesto de cuidarnos como hermanos!! 

Mensaje-Cuaresma-Arzobispo-Cordobaweb

MENSAJE DEL ARZOBISPO DE CÓRDOBA PARA LA CUARESMA 2015

“PONER EL CORAZÓN EN DIOS, Y PONERSE LA PATRIA AL HOMBRO”

El próximo miércoles de cenizas -18 de febrero- comenzaremos el tiempo litúrgico de la Cuaresma, que nos prepara para la celebración del Misterio Pascual de Jesús. Este tiempo es como un “gran retiro espiritual” de toda la Iglesia.

Lo decisivo en la Cuaresma es disponernos a un renovado encuentro con el Señor Jesús “que está a la puerta y llama” para que le abramos (cf. Apoc. 3,20). La iniciativa es siempre del Señor, Él siempre se nos anticipa, “nos primerea”, como dice el Papa Francisco. Pero espera, al mismo tiempo, nuestra respuesta comprometida y generosa. La Cuaresma es una ocasión privilegiada para renovar nuestra Alianza personal con Dios.

Esto supone, a su vez, una revisión sincera de nuestras motivaciones, actitudes y acciones, para verificar en qué medida son coherentes con lo que el Señor nos propone en su Evangelio. Bajo el impulso del Espíritu de Dios, la conversión de nuestras malas costumbres es, en consecuencia, una tarea primordial de la Cuaresma.

La Cuaresma es tiempo de gracia para ejercitarnos en la transformación de nuestro modo de proceder; un tiempo especial de entrenamiento espiritual para reformar nuestras vidas de acuerdo con el mensaje de Jesús, nuestro Salvador.

El lema pastoral del año pasado nos proponía “mirarnos como hermanos”, es decir, en Jesús y desde Él queremos tener esa actitud en el seno de nuestra comunidad eclesial, para proyectarnos desde ella a todos, cultivando la fraternidad.

Este año estamos invitados a intensificar esta actitud, redescubriendo y reafirmando la dignidad de toda persona, dando un paso más: “Con Jesús nos cuidamos como hermanos”, esto es, se trata de cuidar al prójimo que es siempre un hermano que Dios pone en mi camino. No es un cuidarnos autorreferencial para encerrarnos desentendiéndonos de lo que sucede a nuestro alrededor. Al contrario, se trata de un cuidar al otro, para salir y ofrecer nuestra mano fraterna capaz de ocuparse de los demás y de sus necesidades, a fin de socorrerlas según lo que cada uno de nosotros pueda hacer por el bien del que nos necesita.

En nuestras familias, en nuestras comunidades eclesiales, entre nuestros vecinos, hay un sinnúmero de actitudes y de gestos fraternales que es necesario continuar haciendo. Pero también podemos descubrir nuevas necesidades y encarar acciones que salgan al encuentro del otro, poniendo en juego la “nueva imaginación de la caridad” de la que nos hablaba el papa san Juan Pablo II.

Creo que en el seno de nuestras comunidades parroquiales, la labor del Consejo Pastoral y del Consejo de asuntos económicos, pueden ser muy importantes a la hora de reconocer las carencias que reclaman nuestra ayuda fraternal, e imaginar así acciones que puedan aliviarlas o solucionarlas. Quizá no se trata de “grandes cosas”, sino de cosas hechas con cariño, empeño, generosidad y constancia.

Además, este año 2015 estará marcado por una serie de elecciones municipales, provinciales y nacionales. En sucesivas oportunidades seremos convocados a expresar quiénes queremos que nos gobiernen. Deberemos hacerlo con verdadera responsabilidad ciudadana y será también un modo de ejercitar el “cuidarnos como hermanos”, vale decir, cuidar la Patria, cuidar la República y nuestro sistema democrático.

Como comunidad eclesial, queremos preguntarles a los candidatos cuál es su mirada sobre la realidad a la cual aspirar servir y transformar. Cuáles son, según su parecer, las fortalezas que conviene potenciar y cuáles son las fragilidades que es necesario corregir y superar. Quisiéramos preguntarles cuál será su abordaje de los problemas más sentidos por la sociedad: el cuidado de la vida, la pobreza estructural, la inseguridad, el flagelo de la droga, la violencia social y familiar, el desafío de la educación de nuestro niños y jóvenes, tanto la de gestión estatal como la de gestión privada. Quisiéramos preguntarles, sobre todo, cuáles son sus planes concretos, sus propuestas superadoras. Nos parece indispensable que los candidatos se dispongan a dejarse interpelar por la ciudadanía y que, con claridad presenten sus planes para llevarlos adelante. En definitiva, a los miembros de la comunidad eclesial, queremos invitarlos a exigirles a los candidatos a que claramente presenten sus proyectos, que los expliquen debidamente y nos hagan conocer a todos los ciudadanos cómo piensan llevarlos a cabo.

A la exigencia anterior debe corresponder, de nuestra parte, el compromiso de analizar todo esto, en orden a poder elegir responsablemente los proyectos y las personas más idóneas para promover el bien de toda la sociedad y de cada uno de los ciudadanos.