Foto de Archivo

El pasado domingo, se celebró en la Parroquia “Sagrado Corazón de Jesús” (más conocido como Los Capuchinos) la Santa Misa Radial y Televisada de nuestra Arquidiócesis.

En su homilía, Mons. Carlos José Ñáñez frente a la problemática que está viviendo nuestro país sobre el cuidado de la vida, expresó la importancia de “buscar juntos caminos que permitan salidas”.

Además agregó que “es importante en ese sentido escuchar desapasionadamente los argumentos de la ciencia. De la ciencia que nos ilustra acerca del comienzo y el desarrollo de la vida. Escuchar también las experiencias de madres que han vivido con profunda intensidad y cariño su propia maternidad. Y ponderar esa experiencia enorme y auténticamente humana. Es conveniente respetar este derecho fundamental a la vida. Porque vale toda vida, como decimos con frecuencia últimamente”.

Luego, nuestro Arzobispo indicó que “en todo caso esta discusión nos debe hacer pensar en aquellas mujeres que afrontan embarazos difíciles, embarazos complejos, embarazos incluso no deseados, para ofrecer la ayuda afectiva, médica, psicológica, espiritual. Incluso económica. Para que puedan afrontar y llevar adelante ese embarazo y dar a luz al niño. Que si no pueden tenerlo junto a sí, puedan también con seguridad confiarlo en adopción. Por eso podemos pedir en nuestra oración para que en nuestra patria se cuiden las dos vidas. La de la madre, y la del niño por nacer. Porque vale toda vida”.

Para finalizar, nuestro Pastor afirmó que “también hay que pensar que cualquiera sean las disposiciones de las leyes humanas, para un cristiano, para un creyente, sigue siendo un compromiso ineludible el respetar el cuidar, el proteger el defender la vida, porque toda vida es sagrada, obra de Dios, don suyo. Porque vale toda vida. Pensemos en esto, en estos momentos, en nuestra patria. Pidamos por esa intención. Y mientras reflexionamos en estas cosas, pidamos la ayuda del Señor para que ilumine a quienes tienen que tomar decisiones en este orden”.

Santa Misa Radial y Televisada

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta