Cobertura. Carolina Pedri – prensa@arzobispadocba.org.ar

En la tarde del Domingo 2 de Octubre se celebró la Fiesta Diocesana en honor a la Patrona de Córdoba, la Virgen del Rosario del Milagro. La procesión estuvo acompañada por la imagen del Cura Brochero, a días de ser canonizado en Roma. Estuvieron presentes el Arzobispo de Córdoba Monseñor Carlos José Ñañez, sus Obispos Auxiliares Monseñor Pedro Torres y Monseñor Ricardo Seirutti y también conto con la presencia de Monseñor José María Arancibia.

En la celebración el Arzobispo de Córdoba monseñor Carlos Ñáñez entregó una placa conmemorativa y un rosario al padre Luis Denardi, sacerdote con más años en el presbiterio de Córdoba, quien trabajó en el inicio de la causa de beatificación del Cura de Traslasierra.

Por último, el Padre Matías Pérez Constanzó, de la Parroquia María Madre del Redentor y de los Santos Juan y Pablo de barrio Urca de la ciudad de Córdoba, leyó un testimonio de un preso de la Cárcel de Bower. Penitenciaria en la que junto a otros sacerdotes de su Movimiento, realizan visitas con retiros espirituales, en el marco del Año de la Misericordia.

No hay comentarios

Dejar respuesta