Ante las trágicas situaciones de conflictos prolongados en diferentes lugares del mundo, el papa Francisco convocó a una jornada especial de oración y ayuno por la paz para el próximo 23 de febrero, viernes de la primera semana de cuaresma.

Lo hizo luego del rezo del Ángelus del domingo 4 de febrero, en la Plaza San Pedro. El pontífice explicó que la jornada de oración y ayuno se dedicará de forma especial “por la población de la República Democrática del Congo y de Sudán del Sur”, ambos países africanos duramente golpeados por conflictos civiles.

E invitó también, como en otras ocasiones, a los hermanos y hermanas no católicos y no cristianos, para que se asocien a esta iniciativa según las modalidades que consideren más oportunas.
“Dirijo un cordial llamado para que también nosotros escuchemos este grito y que, cada uno en su propia conciencia, ante Dios, nos preguntemos: ‘¿Qué puedo hacer yo por la paz?’. Seguramente podamos rezar, pero no solo: cada uno puede decir concretamente ‘no’ a la violencia por cuanto de él o de ella dependa”.
El Papa finalizó asegurando que “la victoria obtenida con la violencia son falsas victorias, ¡trabajar por la paz hace bien a todos!”.

Fuente: aica.org

No hay comentarios

Dejar respuesta