Presentación del libro “La Puerta Abierta de la Misericordia. Una Propuesta Eclesial al Problema de la Droga”

Fuente: Comunicación Cáritas Arquidiocesana de Córdoba.

En el marco del “Mes de la Solidaridad” propuesto por Cáritas Córdoba, la Iglesia de Córdoba presentó esta mañana 1 de Agosto, en la Parroquia de Argüello, el libro “La Puerta Abierta de la Misericordia. Una Propuesta Eclesial al Problema de la Droga”, de Editorial Santa María.

El libro recoge las experiencias del programa inspirado por los curas villeros de Buenos Aires, quienes en 2008 pusieron en funcionamiento un modelo de abordaje “comunitario” para enfrentar el flagelo de la droga en poblaciones socialmente vulnerables, bajo la inspiración del entonces cardenal Jorge Bergoglio.

El Padre Pablo Viola, de la Pastoral de Adicciones, presentó el escrito haciendo énfasis en la respuesta de la Iglesia a las adicciones desde la comunidad. “Estamos convencidos que la acción debe ser comunitaria. El consumo de drogas es un síntoma de destrucción del tejido social. No hay recuperación personal sin recuperación social”. El sacerdote pidió dejar de lado los protagonismos, reconocer lo que cada sector puede aportar y atacar desde todos los frentes el consumo. Con este objetivo, el sacerdote presentó un folleto donde se enuncian todas las instituciones donde se trabaja en adicciones en la capital y en el interior de la provincia, para poner a disposición. “Desde la Iglesia, nuestra propuesta parte desde la misericordia. Inspirados en las palabras del Papa Francisco, siendo Cardenal de Buenos Aires, recibimos la vida como viene, y no como debería venir, y desde allí ir dando soluciones desde el vínculo. Es fundamental actuar en la prevención, saliendo a la calle a buscar a los jóvenes”, resumió.

En el mismo sentido, el Arzobispo de Córdoba, Monseñor Carlos Ñáñez resaltó que cuando hablamos de adicciones, la vida viene herida, por falta de cariño y de amor. “El problema de los vínculos es EL problema. No podemos querer si no nos han querido, menos valorarnos a nosotros mismos. Y de aquí se despende la falta de sentido. ¿Para qué vivo?” Asimismo, destacó la mirada integradora de la propuesta, en la que el compromiso de todos es fundamental. “Debemos trabajar juntos para ver como podemos hacer entre todos, porque toda la sociedad es víctima de las adicciones. La tarea es tanta que no debemos desanimarnos. También como lo propone el Padre Carrara, uno de los autores, debemos celebrar lo que se va pudiendo hacer, y desde esa fiesta, animarse a seguir cambiando”, propone el Arzobispo.

Por su parte, el Ing. Rodolfo Martínez, Director de Cáritas Córdoba, quien inició la presentación del texto, animó a vivir “Agosto” como el “Mes de la Solidaridad”, este año con el hincapié puesto en las acciones que apunten a la lucha contra las adicciones y su prevención. “Todos podemos hacer algo. Sin el aporte de cada uno, el cambio real es imposible. Invito a toda la comunidad a encontrar su manera original de ayudar”, enfatizó.

El libro fue escrito por Mons. Fernando Carlos Maletti, Padre Pepe Di Paola; Mons. Oscar Ojea, Mons. Jorge Lozano, Mons. Luis Heriberto Rivas, Mons. Carlos Francisco Olivero y el Padre Gustavo Carrara. Un aporte para todos los que trabajan ante el flagelo de la droga y otras adicciones. Su costo es de $60 pesos, y puede adquirirse en la sede de Cáritas Córdoba (Av. Vélez Sarsfield 929, en la Parroquia de Barrio Comercial, en la Parroquia de Argüello y Río Ceballos.

Como cada año, Cáritas Arquidiocesana de Córdoba, invita a celebrar en AGOSTO el MES de la SOLIDARIDAD. Esta iniciativa apunta a animar a toda la comunidad, a VIVIR EL VALOR DE LA SOLIDARIDAD, a festejar y destacar a las personas e instituciones que día a día trabajan por el bien común.

En el Año de la Misericordia, la propuesta apunta a vivir el valor de la solidaridad, vinculándolo a la realidad de personas, familias y sectores que se ven particularmente afectados por el flagelo de las adicciones. Para más información www.caritascordoba.org.ar

 

No hay comentarios

Dejar respuesta