Se está desarrollando en Huerta Grande el Encuentro Anual de Sacerdotes. En estos días, nuestros pastores profundizarán el Primer Anuncio del Evangelio Hoy en Córdoba, tema principal del XI° Sínodo. Además, este momento de encuentro, es una oportunidad para crecer en la caridad fraternal como sacerdotes y en la caridad pastoral como servidores del Pueblo de Dios. Elevamos nuestras oraciones para que este encuentro sea fructífero para nuestros sacerdotes y para el servicio que brindan en la comunidad eclesial.

 

Compartimos el testimonio del Equipo Sacerdotal de Formación Permanente sobre lo sucedido ayer en el encuentro:

“Comenzamos la mañana impactados por la experiencia de fe de quien nos ayudó a ver que se puede escuchar a Dios en la voz de un extraño. Escuchamos una charla de Tedx en la que el filósofo Darío Sztajnszrajber contaba su experiencia de Dios. La mayoría de los curas quedamos movilizados y empatizamos con su pensamiento. Su biografía nos habló de tal modo que su experiencia fue incuestionable, alguno se atrevió a decir que este filósofo nos había dado un primer anuncio, otro que le elegiría como su amigo y algunos ensayaron propuestas de nuevas metáforas de Dios que le hablen a la Córdoba de hoy: Dios es apertura, Dios es abrazo, Dios es joven, Dios es vulnerable, y muchas otras metáforas más que nos siguieron hablando de Dios.

Por la tarde profundizamos la mirada en la pobreza estructural de nuestras comunidades. Desde diversas miradas fuimos descubriendo que tenemos mucho para aportar en la sociedad cordobesa. Ante tantas pobrezas lo primero que hicimos fue un silencio sagrado, que nos comprometió no sólo de palabras sino con obras comunes a todos los curas. ¿Qué podemos aportar en el dolor de una Córdoba en la que 1 de cada 3 personas somos pobres? Duele mucho responder y lo seguiremos haciendo para sumarnos a este Sínodo que ya se siente latiendo en el corazón de los que estamos transitando esta semana”.

No hay comentarios

Dejar respuesta