Dice un proverbio inglés: “La belleza está en el ojo del aquel que contempla”.
Cuando tenía 40 años misioné en Costa de Marfil durante seis años … a los 50 fui al Níger y trabajé allí durante 10 años y ahora comenzando la sexta década me enviaron a Liberia.

La experiencia misionera en Costa de Marfil quedó en la retina de mi corazón como la belleza indescriptible de haber descubierto lo que significa la primera evangelización … el Primer Anuncio … los primeros pasos como los de los doce apóstoles … balbuceando como un niño las primeras palabras en el dialecto de esa región … dejando que el ritmo de los tambores y del balafón configuren mis latidos … intentando tímidamente el profundo desafío de la inculturación.

Soñé con hacer la misión en el desierto, pero Dios había pensado otro lugar para mí en Níger. La década vivida entre los “gurmancé” en un país islámico fue otra experiencia maravillosa … Aunque ya poseía algunas pequeñas herramientas para la misión “ad gentes”, me encontré “volviendo a empezar” … con otra gente, otro idioma … con otra visión de la vida y sus misterios …

De hecho, siempre me sentí como un aprendiz misionero. Pienso ahora que el encanto de la “frontera” ha marcado esta nueva etapa … porque sentía que allí, nadie se ocupaba de nada… ni de un lado ni del otro … y siendo éste un lugar para “anidar” nuestros sueños de fraternidad y en sus surcos sedientos depositar con respeto las semillas de la Buena Noticia. Realmente disfruté recorriendo las comunidades que estaban en la frontera con el Burkina Faso.

Esa frontera casi “desértica” que hechizó mi espíritu con una percepción profunda de cuánto camino quedaba por recorrer … que el itinerario se hacía cada vez más largo y seductor. Creo que “he caminado” junto con comunidades pobres pero ricas en sabiduría y vida contagiosa de alegría. El intento también fue penetrar las fronteras religiosas y culturales para aprender cómo ese hermano mira al mundo y cuáles son sus innumerables estrategias para vivir y alcanzar a Dios. Estoy convencido de que es la “poesía” del Reino la que “pecha” … incluso en medio de las dificultades… “y seguiré adelante atravesando miedos” …

Hoy estoy en Cork (Irlanda), recordando los primeros irlandeses de la Sociedad de Misiones Africanas que llegaron a Córdoba en los años sesenta, para ayudarnos a comprender la Primera Evangelización (ad gentes), especialmente en África. Tengo que aprender inglés para ir a Liberia. Lo estoy desempolvando en este momento porque lo había aprendido hace casi medio siglo … pero me doy cuenta de que en realidad no se trata de “desempolvar” sino de reconstruir desde las cenizas (un hermoso desafío para la neuro-plasticidad de mi cerebro). Disfruto muchísimo redescubrir la Palabra de Dios en otro idioma, lo cual me ayuda a comprender otra cultura y algunos matices diferentes del Reino …

Una nueva misión va naciendo, donde el respeto infinito por el otro y por su religión (la que sea) es esencialmente ineludible … donde el diálogo será el pan de cada día … donde solo puedes caminar descalzo porque el otro es tierra sagrada … Ciertamente es un cambio de paradigma misionero, pero esto debe comenzar primero en nuestro corazón … Necesito “volver a empezar, volver a intentar” … “aún no termina” la misión , que “no se apague el fuego” … porque “mañana será un día nuevo ” bajo un nuevo sol de la misión entre la gente, con la gente, para la gente … inter-gentes … “Somos misión” … Un abrazo a todos!

Carlos Bazzara sma – 1° de octubre de 2019, fiesta de Sta. Teresita del Niño Jesús- copatrona de la Misión Universal-
NB: Esto que escribí está coloreado por una muy vieja canción (“Volver a empezar”) de Alejandro Lerner (https://www.youtube.com/watch?v=tI9N5b7Q-mo ) – También, si te interesa, hay en You Tube algunos videítos caseros de prueba de pocos minutos sobre algunos aspectos de la misión en Níger, tenés que escribir “carlos yiengandi bazzara” (hay una mezcla de lenguas …pero como para graficar algo…). Les pido una oración por el P. Pierluigi con quien trabajé 4 años en la misma parroquia (en Níger) donde fue raptado hace un año y todavía no sabemos nada.

1 Comentario

Dejar respuesta