Conmovidos por la crueldad de la muerte del sacerdote Luis Jesús Cortéz, asesinado en su casa de Alta Gracia, hacemos llegar nuestra cercanía y condolencias a los familiares, comunidad parroquial, presbiterio y a los obispos de la Arquidiócesis de Córdoba.

Pedimos a Dios Padre que reciba en su Casa a nuestro hermano sacerdote y que nos conceda a todos el don de seguir trabajando por una sociedad más fraterna, que se construya sobre los valores de la verdad y la vida, la justicia, el amor y la paz.

Comisión Ejecutiva Conferencia Episcopal Argentina
2 de septiembre de 2015

No hay comentarios

Dejar respuesta