Contenido PDF : Bajar


Carta a las Comunidades
Preparándonos al XI° Sínodo Arquidiocesano

Queridas hermanas y hermanos de nuestra Iglesia de Córdoba:
Siguiendo el camino de comunión y participación que venimos realizando queremos invitarlos a caminar juntos hacia la preparación del próximo Sínodo Arquidiocesano.

Recordamos que esta propuesta fue inicialmente una inspiración del Espíritu, intuición de nuestro Pastor Mons. Carlos Ñañez, cuyo objetivo principal es el anuncio de la Buena Noticia a los hombres y mujeres de nuestro tiempo.

Después de la consulta realizada en diferentes instancias, el Arzobispo anunció su realización en el marco de la celebración diocesana de Nuestra Señora del Rosario del Milagro, el 4 de octubre de 2015.
En la Jornada Pastoral de octubre de ese mismo año, se entregó la “Carta Pastoral con ocasión del anuncio del XI Sínodo Arquidiocesano” y rezamos por su realización.

El 12 de marzo de este año, en el Encuentro Pastoral Arquidiocesano, Mons. Ricardo Seirutti nos invitó a “ser una Iglesia donde nos animemos al camino entre todos,… que es la comunidad del sueño de Jesús.”
La Semana Sacerdotal fue también una oportunidad para reflexionar y profundizar sobre el sentido y objetivo de la realización de un próximo Sínodo.

A lo largo del camino pastoral de la Arquidiócesis, el Espíritu nos fue alentando a un proceso sinodal que nos impulsa a la tarea de anunciar el Evangelio respondiendo a los desafíos y problemas de nuestra sociedad. La misa celebrada en Barrio Müller, fruto de un discernimiento realizado durante esta semana sacerdotal, acompañando la denuncia sobre el daño que hacen en nuestra sociedad cordobesa las adicciones y el narcotráfico; la celebración de la Solemnidad del Cuerpo y Sangre de Cristo por zonas pastorales y los procesos comunitarios de construcción de estas propuestas, son signos de una nueva modalidad de anuncio testimonial del Evangelio, en clave de “salida”.

Para continuar disponiendo el corazón queremos invitarlos a asumir con ardor misionero la “Carta Pastoral con ocasión del anuncio del XI Sínodo Arquidiocesano”.

Tenemos por delante un gran desafío: ¿Cómo podemos recuperar lo vivido, atender al presente y apuntar al futuro de la misión eclesial?, ¿Cómo anunciamos todos los bautizados el Evangelio?, ¿Cómo ayudamos a experimentar la alegría del encuentro con el Señor a nuestros hermanos?

Para ello, proponemos a todas las comunidades de la arquidiócesis, especialmente a las Comisiones Diocesanas, Comunidades de Vida Religiosa, Consagrados y Consagradas, Comisiones Directivas de Movimientos y Asociaciones, Consejos Pastorales Parroquiales, Equipos Directivos y pastorales de escuelas católicas, durante los meses de agosto – septiembre:

1. Realizar, en un marco de oración, un tiempo de lectura, reflexión y compartir fraterno sobre la “Carta Pastoral del Arzobispo de Córdoba, Mons. Carlos Ñañez, con ocasión del anuncio del XI Sínodo Arquidiocesano”.
Para ello sugerimos compartir comunitariamente: (son pistas para la reflexión, no requiere devolución):
a) ¿Qué actitudes, sentimientos, valores, nos ayudan al anuncio del Evangelio?
b) ¿Qué actitudes, sentimientos, valores, nos dificultan el anuncio del Evangelio?
c) ¿Qué estructuras eclesiales favorecen y cuáles obstaculizan el anuncio del Evangelio?

2.- Al mismo tiempo sugerimos que cada comunidad, según su realidad y posibilidad, realice un proceso de discernimiento para generar un gesto misionero, que en este Año de la Misericordia, bien podría estar referido a la concreción de alguna de las obras de misericordia en orden a la experiencia comunitaria de servicio hacia las periferias geográficas o existenciales. Teniendo presente también expresiones de necesidad en nuestras propias comunidades con ocasión de alguna celebración popular: día del niño, día de los abuelos, día de la madre, día de la familia, fiesta patronal, etc.

Invitamos que en todas las comunidades se rece la Oración Preparatoria al XI° Sínodo Arquidiocesano, poniendo nuestra confianza en la acción del “Espíritu Santo que nos transforma y santifica”, solicitando que “despierte en nosotros, sus discípulos, la decidida voluntad de anunciar con audacia a los demás lo que se ha escuchado y vivido, para acompañarlos al mismo encuentro con Cristo”. (Sacramentum Caritatis 13)

Agradecidos por la buena disposición de cada uno, confiamos que: “En todo esto nos auxilia María, la Madre de la Iglesia Evangelizadora. Sin ella no terminamos de comprender el espíritu de la nueva evangelización. … Ella se dejó conducir por el Espíritu hacia un destino de servicio… María es nuestra Señora de la prontitud… esta dinámica de caminar hacia los demás es lo que hace de ella un modelo eclesial para la evangelización.” (Carta Pastoral anuncio XI Sínodo Arquidiocesano).

Comisión Antepreparatoria del XI Sínodo Arquidiocesano.
Córdoba, 19 de julio de 2016.-

Compartir