Contenido PDF : Bajar


Las siguientes indicaciones para la Celebración conclusiva del Jubileo Extraordinario en las Iglesias particulares competen a las Iglesias de rito romano y a las Iglesias de ritos occidentales no romanos,  cuya autoridad competente podrá aportarle las adaptaciones requeridas por su cultura particular.

Los Pastores de las Iglesias orientales podrán, si lo desean, ofrecer indicaciones en armonía con su ordenamiento litúrgico.

El día

  1. El santo padre Francisco, en la bula Misericordiaevultusha establecido que el Año Santo seconcluirá el 20 de noviembre de 2016, Solemnidad
    de Nuestro Señor Jesucristo Rey del Universo, conla clausura de la Puerta Santa de la Basílica deSan Pedro en el Vaticano. El domingo anterior,
    13 de noviembre, XXXIII domingo del Tiempo«durante el año», se concluirá el Jubileo en las Iglesiasparticulares.

Ellugar

  1. La eucaristía de clausura del Jubileo en las Iglesias particulares será única y se celebrará en la catedral.

En las demás iglesias o santuarios, en los cuales  el obispo diocesano haya establecido que se abra  una Puerta de la Misericordia, se llevará a cabo una celebración eucarística de acción de gracias, precedida por un delegado del obispo.

El celebrante

  1. El obispo diocesano preside toda la celebración: lo exigen, de una parte, el carácter de día del Señor y la tradición eclesial. Los presbíteros, sobre todo, los más allegados colaboradores en elservicio de la diócesis, concelebran con el obispo;los diáconos, los acólitos y los lectores desarrollan, cada uno, su propio ministerio; los fieles son convocados para que acudan en gran número. Sila celebración de clausura en la concatedralse dacontemporáneamente con la de la catedral, será presidida por un delegado del obispo.

La celebración de la eucaristía

  1. La celebración de clausura del Jubileo Extraordinario está constituida esencialmente porla celebración eucarística en el día del Señor. Si el obispo lo considera oportuno, se puede utilizar elformulario “Para dar gracias a Dios” presente en lasección “Misas y oraciones por diversas necesidades” del Misal Romano.Las lecturas serán las asignadas alXXXIII domingo del Tiempo Ordinario del Ciclo C.

Expresiones de agradecimiento

  1. Una vez pronunciada la oración después de la comunión, el obispo, con una monición de carácterlitúrgico, da gracias a Dios por los beneficios del
    año jubilar e invita a la asamblea a dar gracias al Señor. En este caso, el Magníficat, canto de agradecimiento de la Virgen María y de la Iglesia, es
    especialmente apropiado.
Compartir