La Iglesia recomienda “encarecidamente” que se conserve la piadosa costumbre de sepultar los cuerpos de los difuntos; no fomenta ni prohíbe la opción de la cremación, a menos que haya sido elegida por razones contrarias a la doctrina cristiana (CIC c. 1176 § 3);

La implementación de los cinerarios retoma la tradición de unir el cementerio con el templo y propone otorgar al lugar donde reposan los restos de quienes han sido consagrados por el bautismo, la sacralidad que le corresponde, de acuerdo a nuestra fe en la vida eterna y a nuestra esperanza en la resurrección final.

Autorizados en la Ciudad de Córdoba 

  1. Iglesia Catedral (2011)
  2. Pquia. Corazón Eucarístico de Jesús (2011)
  3. Pquia. Cristo Redentor (2014)
  4. Pquia. María Auxiliadora (2016)
  5. Pquia. NS Madre de Dios y Madre de la Iglesia (2013)
  6. Pquia. Sagrada Familia (2011)
  7. Pquia. San Juan Evangelista (2012)
  8. Pquia. San Miguel Arcángel – Capilla Ntra Sra de la Salud (2015)
  9. Pquia. San Nicolas de Bari (2014)
  10. Pquia. Santa Cruz (2015)
  11. Pquia. Santa Inés
  12. Pquia. Santa Teresa de Jesús (2014)
  13. Pquia. Santísima Trinidad (2011)
  14. Santuario de Schoenstatt – Villa Walcalde – (2017)

Autorizados en comunidades del Interior

  1. Pquia. Jesús María (2011)
  2. Pquia. La Calera (2013)
  3. Pquia. Cosquín (2014)
  4. Pquia. Malagueño (2016) (en construcción)
  5. Pquia. Salsipuedes (2006)
  6. Pquia. Villa del Dique
  7. Pquia. Tanti
  8. Pquia. La Falda (2015/2016)
  9. Convento San Alfonso (2016)
  10. Pquia. Villa del Totoral (2017)

 

Indicaciones para crear un Cinerario 

En un decreto del Arzobispado de Córdoba firmado en el mes de Octubre de 2016 se señala las normas y orientaciones pastorales necesarias para la conservación, cuidado y sacralidad de dichas cenizas.

Autorización: antes de anunciar a los fieles el proyecto de instalar un cinerario se debe contar con la aprobación escrita del Arzobispo de Córdoba. Igualmente se requerirá dicha aprobación escrita respecto a los planos del proyecto.

Ubicación: en lo posible será siempre en un lugar adecuado, al que se tenga acceso directo en horarios establecidos, en inmediaciones al atrio (cubierto o descubierto) o un espacio verde contiguo al templo.

Dimensiones: se recomienda una fosa de 2 ó 3 m2 de profundidad y 1 m por lado, con una losa que lo cubra y que tenga una abertura de 25 cm de diámetro, por donde introducir las cenizas. Construida sobre ella un receptáculo cuadrado, rectangular o cilíndrico de 80 cm de alto, con tapa de hierro o mármol con candado para su resguardo.

Ornamentación: deberá ser sobria, sencilla y de buen gusto, que no pase inadvertida; podrá estar presidida por un crucifijo o una imagen de Nuestro Señor Jesucristo y un texto bíblico apropiado.

Documentación a presentar: para ser admitida la colocación de las cenizas de un difunto, se deberá presentar copia autenticada de los certificados de defunción y de cremación, y llenar un formulario donde se exprese la petición. Los tres documentos serán archivados en la Parroquia.

Registro: La Parroquia llevará un registro con los datos esenciales de cada caso (apellido, nombres, fechas de nacimiento, estado civil, fecha de defunción, fecha en que fueron depositadas las cenizas, datos de quien solicita el servicio).

Oportunidad y horarios: para el depósito de las cenizas, es conveniente que se fije un día en la semana (o mes) y en horario diurno, buscando en lo posible que sea un gesto comunitario (varias familias).

Placas u ofrendas: No se debe permitir la colocación de placas recordatorias. De ser posible, se destinará un espacio en el predio para depositar las ofrendas florales. Asimismo, si la seguridad lo permite, se dispondrá de una alcancía para ofrendas por misas de difuntos.

Cirios: si el lugar lo permite, prever un espacio para que los fieles depositen sus cirios encendidos.

Otras indicaciones:

Es bueno que el acto esté precedido de la celebración de la Eucaristía, o una celebración litúrgica que prepare un clima de oración y respeto cristiano por los fieles difuntos cuyas cenizas se depositan, y que haya una aspersión de cada ceniza antes que la familia la deposite en el cinerario.

Conviene determinar un día y hora fijo en el mes para la celebración de la santa Misa por los fieles difuntos cuyas cenizas se encuentran depositadas en el cinerario.

Cinerario de la Parroquia Corazón Eucarístico de Jesús, barrio Residencial Santa Ana. Fotos: Gustavo De Cabrera.

4 Comentarios

  1. Buenos Días, quería saber que costo tiene, llevar las Cenizas de mi Difunto Hermano a la Iglesia de Cosquin, no tengo la Dirección ni telefono, por favor, me lo pueden averiguar? Muchas Gracias desde yá.

    • Buen día Graciela, le paso los teléfonos
      Parroquia Nuestra Señora del Rosario – San Martín 540, Cosquín – Teléfono Fijo: 03541 451935
      Parroquia Nuestra Señora de Fátima – Av. San Martín 1552, Cosquín – Teléfono Fijo: 03541 453347
      Bendiciones!

Dejar respuesta