La Conferencia Episcopal Argentina expresó al pontífice su “fraterna y filial” cercanía y manifestó que comparte con el Santo Padre “sus dolores y esperanzas”.

Texto de la carta:

Querido Santo Padre: 

Como Pueblo de Dios que peregrina en Argentina, pastores y fieles, queremos manifestarle nuestra fraterna y filial cercanía en este momento en que sufre un ataque despiadado en el que confluyen distintos y mezquinos intereses mundanos. Compartimos sus dolores y esperanzas.

Como Usted nos ha enseñado en Gaudete et Exsultate, 92: “la cruz, sobre todo los cansancios y los dolores que soportamos por vivir el mandamiento del amor y el camino de la justicia, es fuente de maduración y de santificación”. 

Sabemos que puede decir con San Pablo: “Por eso soporto esta prueba. Pero no me avergüenzo, porque sé en quien he puesto mi confianza, y estoy convencido de que él es capaz de conservar hasta aquel Día el bien que me ha encomendado” (2 Tm 1, 12).

Hoy, por la intercesión de Santa Rosa de Lima, patrona de América Latina, y unidos en confiada oración pedimos al Espíritu Santo que lo colme de sabiduría y fortaleza para que, como sucesor de Pedro, nos siga confirmando en la fe de la Iglesia. 

María de Luján lo cubra con su amor maternal.

+ Oscar V. Ojea
Obispo de San Isidro
Presidente de la C.E.A.

+ Carlos H. Malfa
Obispo de Chascomús
Secretario General de la C.E.A.

No hay comentarios

Dejar respuesta