2014 – 2019 Momento Comunitario

Un recorrido por el itinerario pastoral de estos años en la Iglesia que peregrina en Córdoba

El Plan Pastoral y el XI Sínodo: un mismo caminar como Iglesia arquidiocesana

Existe una conexión pastoral muy estrecha entre el Plan Pastoral y el próximo Sínodo. El Plan Pastoral ha preparado, en cierto modo, un camino, un estilo y un espíritu sinodal en nuestra Arquidiócesis y, por eso, este Sínodo del siglo XXI que viviremos resignificará y confirmará el camino eclesial realizado a lo largo de estos años.

Ésta es una buena ocasión para hacer una memoria agradecida del Plan Pastoral Arquidiocesano, el cual tuvo su origen en el proceso iniciado a partir del año 1999 con la preparación del gran Jubileo del año 2000, el Encuentro Eucarístico Nacional de ese mismo año y la Consulta de la Conferencia Episcopal Argentina al iniciar la revisión del Documento Líneas Pastorales para la Nueva Evangelización. Con las primeras Jornadas Pastorales, en el año 2000, respondimos a la invitación que el Papa Juan Pablo II hiciera a toda la Iglesia y que, posteriormente, reafirmara el Papa Benedicto XVI: un renovado anuncio del evangelio en el ámbito de las Iglesias locales (cf. NMI, 29).

En esa etapa preliminar fuimos poniendo nombre a lo vivido y los frutos visibles de esos primeros años constituyeron las Líneas de Acción Pastoral y los Criterios Pastorales (2001-2002). Las Líneas trazaban un punto de partida que permitían explicitar una dirección y los Criterios concretaban el modo de vivir y caminar eclesialmente.

A partir de los años 2003-2006 comenzó, específicamente, la elaboración del Plan Pastoral y delineamos el Rostro Ideal de nuestra Iglesia, plasmado en siete ideas fuerza junto a la elaboración del Diagnóstico Pastoral que contenía los aspectos más desafiantes de la realidad en siete núcleos diagnósticos.

Durante el año 2006 se identificaron Cuatro Procesos Fundamentales y los Momentos del itinerario pastoral: kerygmático, comunitario y misional. En cada uno de ellos se planificaron planes cortos.

La puesta en marcha del Itinerario con el Momento Kerygamático (2007-2012) fue una gracia que nos sostuvo e interpeló a un trabajo en común, a un lenguaje propio, a gestos y actitudes nuevas, tanto en el seno de nuestras comunidades como en el diálogo con la sociedad y la cultura.

Al concluir este primer momento del itinerario pastoral, la propuesta del Papa Benedicto a vivir el Año de la Fe (2013) se cristalizó en lo que denominamos Un Año para Contemplar. Fue un tiempo oportuno para cambiar el ritmo, tener una mirada y corazón agradecido por los pasos dados, evaluando el proceso realizado, con la conciencia de que tenemos mucho que aprender.

En la actualidad estamos en el Tercer Plan Corto (2014-2016) del Momento Comunitario y nos disponemos a comenzar el Cuarto Plan Corto (2017-2019).

A lo largo del recorrido, existieron diversos grados de recepción y compromiso con el Plan Pastoral, críticas constructivas y aportes valiosos junto a una intensa participación, que nos movilizó a un “salir” en comunidad, de todos y a todos.

Vamos percibiendo que el Plan Pastoral no es algo más por hacer, sumado a todo lo que ya se realiza. Es un espíritu común que nos anima a evangelizar y se recrea de acuerdo a la realidad de cada comunidad.

Este renovado anuncio del evangelio se une a una larga historia. Somos herederos de una vida y una tradición que se remontan a los orígenes de nuestra Arquidiócesis. A la vez tenemos conciencia que necesitamos situarnos en un nuevo paradigma de conversión pastoral, el Sínodo será una oportunidad de asumir, verdaderamente, una evangelización nueva en sus expresiones, métodos y ardor.

Presentación acotada del Camino Pastoral. Archivo completo en este link