Al inicio de la Eucaristía, entrada de la reliquia del Santo Cura Brochero

Informe de Silvia Neumann comunicadora de la Parroquia Sagrada Familia, desde Villa Cura Brochero.

Ayer 26 de enero se vivió una hermosa Fiesta de hermanos en Villa Cura Brochero, al celebrar el 103º Aniversario de la “Pascua de Brochero”, como llaman los serranos a la fecha de su partida a la Casa del Padre.

A las 10 de la mañana se llevó a cabo la celebración central de la jornada en el Predio La Providencia, donde está la Capilla que fuera consagrada el domingo pasado en honor a San José Gabriel Brochero.

La Santa Misa fue presidida por el Nuncio Apostólico en Argentina Monseñor Emil Paul Tscherrig y concelebrada por el Cardenal Estanislao Karlic, obispos y sacerdotes del país. De Córdoba concelebraron el Obispo de Cruz del Eje monseñor Santiago Olivera, el Arzobispo de Córdoba monseñor Carlos Ñáñez, el Obispo Auxiliar de Córdoba monseñor Ricardo Seirutti y el Obispo de Deán Funes monseñor Gustavo Zurbriggen.

El mensaje del Nuncio Apostólico tuvo un fuerte acento evangelizador, en el que llamó a todos los bautizados y a los sacerdotes, a un comprometido anuncio del Evangelio, a salir al encuentro, a formar parte de una Iglesia “en salida”, como lo hizo el propio Santo Cura Brochero “un hombre en salida”.

“La vida del Cura Brochero es un libro abierto donde podemos encontrar la verdadera naturaleza de nuestro bautismo y de la vocación cristiana. El Santo Cura es ante todo un cristiano, un hombre de profunda fe y lleno de fervor por el reino de Dios; movido por la fe recibido de sus padres él se consideró misionero, enviado de Cristo para hacer llegar la gracia del bautismo a los demás. Con el testimonio de su vida se hizo pobre con los pobres, misericordioso con los pecadores, compasivo con los enfermos y cercanos a las familias sin distinción de clases. Así el Santo Cura ha demostrado que la caridad  es el alma de esta santidad a la que todos somos llamados”, afirmó el Nuncio Apostólico.

Al concluir la Misa un gesto destacable fue que mientras los sacerdotes celebrantes se retiraban, el Nuncio Apostólico fue rodeado por fieles a los que saludaba, en ese momento se encontró con un grupo de Scouts que participaron como servidores, varios de ellos del grupo San Cayetano de Córdoba, con quienes habló y les dio una bendición especial.

Nuncio-y-scout-CuraBrochero
Nuncio Apostólico en Argentina Monseñor Emil Paul Tscherrig saludando a peregrinos y Scouts en Villa Cura Brochero.
Galería

 

No hay comentarios

Dejar respuesta