Nuestra Iglesia que peregrina en la Tierra ya tiene una nueva Beata. Es la cordobesa Catalina de María Rodriguez, fundadora de las Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús. Ante la presencia de más de 20 mil personas, el enviado papal, Cardenal Ángelo Amato presidió la ceremonia donde la religiosa fue inscripta en el Libro de los Santos.

En este acontecimiento histórico para la Arquidiócesis de Córdoba, ya que es la primera beatificación realiza en nuestra ciudad, participaron gran cantidad de Obispos y sacerdotes. Estuvo prensente la Vicepresidente de la Nación Gabriela Michetti, el Gobernador de la Provincia Juan Schiaretti, autoridades nacionales, provinciales y municipales. Además participaron diferentes delegaciones de todo el país, y representanes de Chile, España y Benín, donde las Hermanas desarrollan su apostolado.

En su Homilía, el Cardenal Amato afirmó que “Catalina fue una piedra viva de la Iglesia y la sociedad” y además expresó que fue una mujer “fuerte y emprendedora en su servicio al Señor y sus hermanos”. También destacó su “creatividad” evangélica y su múltiple modo de responder a la llamada de Dios.

En las palabras de agradecimiento, nuestro Arzobispo Monseñor Ñáñez afirmó que “la Madre Catalina intercede por todos nosotros”. El arzobispo destacó este histórico acontecimiento como “un don que hace resonar fuertemente en nuestro corazón el llamado a la santidad que el mismo Dios nos hizo el día de nuestro bautismo”.

Finalmente, la hermana María Silvia Fiorentino leyó el Mensaje del Papa Francisco para esta fiesta de la Beatificación de Madre Catalina.

Reviví la Beatificación de Madre Catalina (Nota: la ceremonia comienza a 1:33:50)

 

No hay comentarios

Dejar respuesta