Obispos y Arzobispos

Fray Jerónimo de Albornoz, o.f.m. Se consagró en España, murió en Lima en 1574. No llegó al Obispado de Tucumán.

Fray Francisco de Vitoria, o.p. El primero que llegó al territorio de su jurisdicción y fija la Sede en la Ciudad de Santiago del Estero.

Fray Fernando de Trejo y Sanabria, o.f.m. en este caso Fray Alonso Pacheco (Agustino) rechazó el ofrecimiento.

Julián de Cortázar, secular.

Fray Tomás de Torres, o.p. Sepultado en la Orden de los Franciscanos de Chuquisaca.

Fray Melchor Maldonado, Agustino. Sepultado en la ciudad de Santiago del Estero.

Francisco de Borjas, secular. Pasado luego a Trujillo.

Fray Nicolás Hurtado de Ulloa, Agustino. Sepultado en la Compañía.

Juan Bravo Dávila y Cartagena. Secular de nacionalidad peruana. Sepultado en el convento de Santo Domingo.

Fray Manuel Mercadillo, o.p. Sepultado en Santo Domingo.
Manuel González Vírtus, secular. No llegó, murió en 1710 y fue sepultado en la Compañía de los Jesuitas de Sevilla.
Juan de Layceca, secular, no tomó posesión y fue de inmediato Obispo de Popayán.

Alonso del Pozo y Silva, secular chileno, promovido a Santiago de Chile.

Juan Sarricolea y Olea. Secular de origen peruano, promovido a Santiago de Chile.

José Antonio Gutierrez de Cevallos. Secular. Promovido a Lima.

Pedro Miguel de Argandoña Pastene y Salazar. Secular de origen cordobés, promovido a Charcas.

Fray Manuel Abad y Llana. Luego pasó a Santiago de Chile.

Juan Manuel Moscoso y Peralta. Secular de origen peruano. Luego es trasladado a Charcas.

Fray José Antonio de San Alberto, Carmelita, luego trasladado a Charcas.

Angel Mariano Moscoso y Pérez, secular peruano.

Rodrigo Antonio de Orellano. De origen colombiano.

Benito Lazcano, secular. Oriundo de la ciudad de Santiago del Estero.
José Gregorio Baigorri, cordobés, no llegó a consagrarse, murió en 1958, sepultado en la Catedral.

José Vicente Ramírez de Arellano, secular y cordobés, sepultado en la Iglesia Catedral.

Manuel Eduardo Álvarez, secular cordobés, sepultado en la Catedral de Córdoba.

Fray Mamerto Esquiú, o.f.m. Oriundo de la ciudad de Catamarca, sepultado en la Catedral de Córdoba.

Fray Juan Capistrano Ticera, o.f.m Cordobés, sepultado en la Iglesia de San Francisco.

Fray Reginaldo Toro, o.p. Tucumano, sepultado en la Basílica Santo Domingo.

Fray Zenón Bustos, o.f.m Cordobés, sepultado en la Catedral.

Fermín Emilio Lafitte, primer Arzobispo, nacido en Francia. Formado en Buenos Aires. Sus restos se encuentran en la catedral de Buenos Aires.

Ramón José Castellano. Sepultado en la Catedral.

Raúl Francisco Primatesta. El 16 de febrero es nombrado Arzobispo de Córdoba.

Asume Carlos José Ñáñez. Arzobispo actual de la Arquidiócesis de Córdoba. El cuarto arzobispo (y 29º diocesano) de Córdoba es el actual, Mons. Carlos José Ñáñez, nombrado por Juan Pablo II el 17 de noviembre de 1998. Tomó posesión el 12 de marzo de 1999.

Los años en los que no se menciona la presencia de algún obispo, es porque la Sede se encontraba vacante.