Con la presencia de nuestro Arzobispo, Mons. Carlos José Ñáñez, se realizó en el día de ayer, en la Plaza San Martín de la capital cordobesa, el acto en conmemoración de un nuevo aniversario del Genocidio Armenio.

A 103 años, se recuerda a este pueblo que, bajo el régimen del imperio turco otomano, fue expulsado de su hogar; ancianos, mujeres y niños eran deportados y obligados a marchar cientos de kilómetros -por el desierto de lo que hoy es Siria- privados de alimentos y agua, muriendo miles de ellos por inanición y malos tratos.

Las autoridades, entre las que se contaban el arzobispo de Córdoba, Mons. Carlos Ñáñez; integrantes del COMIPAZ, legisladores, autoridades judiciales y municipales, y miembros de distintas colectividades con representación en nuestra Provincia, realizaron una ofrenda floral en homenaje a las víctimas de la masacre ocurrida desde 1915 hasta 1923, en el que murieron más de un millón y medio de armenios.

Fotografías: Florencia Efkhanian

No hay comentarios

Dejar respuesta