El 26 de octubre el Servicio Sacerdotal de Urgencia de Córdoba cumplió 65 años. Con tal motivo, al día siguiente el obispo auxiliar de Córdoba, Mons. Ricardo Seirutti, presidió a las 19, en la capilla del Seminario Nuestra Señora de Loreto, una misa de acción de gracias. Al finalizar se realizó un acto en el que se entregaron medallas recordativas a quienes cumplieron 25 años en la guardia del Servicio y se hizo mención especial de Manuel Augusto Ferrer, único sobreviviente de los fundadores.

El 26 de octubre de 2017, el Servicio Sacerdotal de Urgencia de la ciudad de Córdoba cumplió 65 años. Con tal motivo, al día siguiente, viernes 27, el obispo auxiliar de Córdoba, Monseñor Ricardo Seirutti, presidió a las 19, en la capilla del Seminario Mayor Nuestra Señora de Loreto, una santa misa de acción de gracias, que fue concelebrada por el asesor del Servicio, presbítero Juan Carlos Marto.

En su homilía, Monseñor Seirutti hizo hincapié en el discernimiento del Servicio Sacerdotal como un signo de la presencia de Jesús entre nosotros, instándonos a renovar y fortalecer nuestro compromiso con Cristo y con los enfermos.

Al finalizar se realizó un acto en el que se entregaron medallas recordativas a quienes cumplieron 25 años en la guardia del Servicio y se hizo mención especial de Manuel Augusto Ferrer, único sobreviviente de los fundadores y el presbítero Marto efectuó una reflexión sobre el Servicio de Urgencia y el compromiso por su permanencia.

La Hermandad del Santo Viático y Nuestra Señora de Fátima fue la primera en ser creada en el país con el fin de brindar el Servicio Sacerdotal de Urgencia en la ciudad de Córdoba, resultando éste el primero también en funcionar en el país y el mundo: la primera guardia tuvo lugar el 26 de octubre de 1952.

Desde entonces y a lo largo de estos 65 años muchos laicos y sacerdotes se han ido prodigaron, noche tras noche, para cumplir con la misión de estar al servicio de los hermanos en la fe por la noche (de 21.30 a 6), dispuestos a acudir a su llamado para brindarles los sacramentos y el acompañamiento de la Iglesia. Esta tarea importa, en la soledad de la noche y de manera casi anónima, hacer presente el rostro de Jesús misericordioso a personas enfermas, muchas veces en sus últimos momentos de vida.

Iglesia nocturna para los enfermos 
El Servicio Sacerdotal de Urgencia es un servicio gratuito que brinda la Iglesia en la Argentina para llevar los sacramentos como la Unción de los Enfermos, el Santo Viático o la confesión a quienes lo pidan en horario nocturno cuando no es fácil hallar un sacerdote.

Las guardias del servicio están formadas por un sacerdote y dos a cuatro laicos que, entre las 21.30 y las 6 de los 365 días del año, están atentos a los llamados para asistir espiritualmente a enfermos graves en hospitales o casas de familia.

Historia del Servicio Sacerdotal de Urgencia 
Este apostolado surgió en 1952 en la ciudad de Córdoba. Un abogado de esta ciudad argentina, el doctor Armando César Sánchez, tenía a su padre enfermo quien, cerca de las dos de la mañana se agravó considerablemente, motivo por el cual quiso que su padre recibiera el sacramento de la Unción de los Enfermos. Llamó por teléfono a su parroquia pero no obtuvo respuesta.

Tomó un taxi y recorrió conventos y parroquias de la ciudad pero se encontró con nuevos inconvenientes: no funcionaba el timbre o tal vez no se oía de lejos. Desanimado prefirió volver al lado de su padre enfermo y mientras regresaba prestó atención a los letreros luminosos que veía en la calle: “Farmacia de turno”, “Médico de guardia”, “Florería de turno”, y así muchos del mismo estilo. Entonces se dijo: Si hay policía, bomberos, médicos, veterinarios, mecánicos, etc. de guardia, ¿por qué no hay sacerdotes? ¿Cómo era posible que los cristianos en situaciones dolorosas como la que él estaba viviendo, no tuvieran una guardia a la que recurrir sin pérdida de tiempo y conseguir un sacerdote para los sacramentos?

La idea de armar una guardia para casos de urgencia espiritual dio vueltas en su corazón y en su cabeza. Convencido y firme se propuso visitar a sacerdotes y comprometió en su proyecto también a laicos amigos y lo presentó finalmente al arzobispo de Córdoba, monseñor Fermín Laffite, quien lo aprobó, lo ayudó y entonces se fundó el Servicio Sacerdotal de Urgencia. Así la noche del 26 de octubre, festividad de Jesucristo, Rey del Universo, de aquel año 1952, se puso en marcha por primera vez en la Argentina una guardia con un sacerdote y dos laicos, esperando en piadosa vigilia el llamado de algún hermano necesitado de la gracia de Dios.

Este verdadero Servicio se constituye así, como una garantía de atención, Iglesia Nocturna, y como alivio y descanso de las parroquias que encuentran respaldo en esta organización.

Obra apostólica única en el mundo 
El Servicio Sacerdotal de Urgencia establecido en la Argentina es una obra apostólica única en el mundo. En 1987, cuando el papa san Juan Pablo II visitó Córdoba conoció este servicio y dijo: “Sé que, como fruto de una iniciativa nacida en esta ciudad de Córdoba, se creó el primer Servicio Sacerdotal de Urgencia, a través de él cada noche sacerdotes y laicos en vigilante espera, se movilizan para atender el llamado de Cristo a través de sus enfermos. Sé también que este hermoso ejemplo se ha multiplicado en diversas diócesis de la Argentina. Me da mucha alegría y los aliento a continuar en este esfuerzo apostólico mediante el cual se hace visible la solicitud de la Iglesia, que vela día y noche por sus hijos más necesitados”.

Fuente: aica.org

No hay comentarios

Dejar respuesta